ARCHIVADO EN:

Luz Guilarte (Barcelona, 1971) es licenciada en Ciencias Políticas y Sociología. La regidora de Ciutadans habla cinco idiomas y ha trabajado en empresas del ámbito económico y financiero tanto en España como en el extranjero. Antes de entrar en el Ayuntamiento de Barcelona, Guilarte ha sido diputada del partido naranja en el Parlament, donde accedió tras las elecciones autonómicas de diciembre de 2017. Guilarte fue la número 2 de la lista Barcelona pel Canvi-Ciutadans que comandaba Manuel Valls en las elecciones municipales del 26 de mayo.

¿Cómo se organizan para trabajar con el confinamiento?

Ya empezamos a prepararnos antes del confinamiento, con más videoconferencias y menos reuniones presenciales. Pero seguimos trabajando igual o más. El primer lunes tras el confinamiento registramos un plan con 57 medidas de choque para aplicar en Barcelona, divididas en cuatro grandes ejes: sanitario y social, movilidad y transporte público, transparencia y coordinación, y economía. Se aplicaban medidas en el ámbito estatal pero no en el local. En Barcelona ha faltado pro-actividad.

¿Le convencen las medidas que ha puesto sobre la mesa el gobierno de Colau?

La verdad es que han puesto sobre la mesa muchas de las medidas que propusimos nosotros. En una intervención en Betevé, la regidora Gemma Tarafa prácticamente leyó de forma literal nuestro documento.

Una de las propuestas que hicimos era habilitar espacios próximos a los hospitales pensando que los centros hospitalarios se podrían llenar

¿Puede indicar alguna de estas propuestas?

Una de las propuestas que hicimos era habilitar espacios próximos a los hospitales, para que la atención a los enfermos fuera ágil, pensando que los centros hospitalarios se podrían llenar.

El gobierno municipal no ha reconocido que alguna de ellas fuera suya.

No tengo ningún interés en que lo digan. Este tema no es algo de partidos. Es de todos. No es fácil adoptar medidas de este tipo de forma inmediata. Las cifras de enfermos y fallecidos son tremendas. La expansión del virus es brutal. Las medidas sanitarias de confinamiento eran obligadas. El nivel con el que trabaja todo el personal sanitario está muy por encima de lo que se puede pedir.

¿Qué problemas han detectado en las iniciativas puestas en marcha en Barcelona?

Se han anunciado medidas para servicios esenciales y colectivos vulnerables, como personas sintecho, muy necesarias, pero ha faltado concreción de cómo se harían. Ha faltado información a los colectivos afectados.

¿Qué medidas económicas cree Ciutadans que hay que tomar en Barcelona?

Primero de todo congelar los recibos. Hace unos días se giraron los recibos de las tasas de cementerios. Se tenían que haber congelado. También habría que aprobar una exención de tributos para los colectivos más vulnerables y sectores económicos. Algunos de ellos, como los restauradores, han sufrido un incremento muy alto con las ordenanzas fiscales. Barcelona es la segunda ciudad española con las tasas más altas. Nosotros también somos de la opinión que hay que incrementar las ayudas. Utilizar el fondo de contingencia, los 64 millones del superávit y reclamar a la Generalitat los 300 millones que debe a Barcelona.

 Si no paramos el golpe ahora, el coste económico será mucho alto los próximos años

¿Plantea usted revisar las cuentas de Barcelona?

Sí, por supuesto. El presupuesto aprobado de 2020 ya no sirve. Hay que revisarlo y rehacerlo para este año y para los próximos. Si no paramos el golpe ahora, el coste económico será mucho alto los próximos años. Barcelona es una ciudad de servicios y comercial. Aunque vuelva la actividad, la recuperación tardará años. En gran parte, dependerá de las ayudas que se apliquen desde las administraciones. Conviene inyectar liquidez y aprobar exenciones fiscales. La crisis va para largo. 

Sindicatos de la Guardia Urbana y de Servicios Sociales del Ayuntamiento han denunciado falta de material de protección. ¿A usted le consta?

Sí, me consta. En la Guardia Urbana y Servicios Sociales no tienen los medios. Pero no son los únicos. Faltaban mascarillas y otros elementos de protección también en los servicios de limpieza, atención domiciliaria y atención al público cuando estaba abierto. Hay que centralizar las compras y explorar todas las vías para lograr material. Los servicios esenciales tienen que estar dotados de todos los equipos de protección, también la Cruz Roja y bomberos que trabajan en la puesta en marcha de los equipamientos sanitarios de campaña. Valoro muy positivamente las ayudas que está prestando a Barcelona la Unidad Militar de Emergencias del Ejército, al que Ada Colau echó del Saló del Ensenyament hace unos años.

Una vez superada la crisis, ¿qué explicaciones pedirá Ciutadans al gobierno municipal?

Pediremos la celebración de un pleno extraordinario. Hace unos días tuvimos una reunión por videoconferencia los presidentes de los grupos municipales con la alcaldesa, pero tras la crisis apostamos por celebrar un pleno extraordinario. Es el espacio para reflexionar sobre las decisiones a tomar entre todos para el futuro de Barcelona. Estamos pendientes de poder registrarlo. Ha habido algún problema con el registro telemático. El martes ya lo podremos hacer. Será sin fecha concreta, para cuando acabe la crisis y el confinamiento.

Pediremos la celebración de un pleno extraordinario para cuando acabe la crisis y el confinamiento

Seguramente, no habrá ningún otro pleno hasta entonces.

Nos gustaría que en abril hubiera pleno. Priorizaremos esta opción, que se pueda celebrar el pleno ordinario de abril. Pero solo y exclusivamente de forma telemática y con una representación muy reducida de participantes. La mínima necesaria. El gobierno ya debería estar trabajando en esa posibilidad, como han hecho municipios mucho más pequeños que Barcelona, porque hay asuntos y temas de funcionamiento o administrativos a los que hay que dar continuidad a pesar de la situación y evitar perjudicar el funcionamiento de algunos ámbitos. Sería un pleno sin mociones, pero sí informativo, de intercambio de aportaciones y medidas con el gobierno y de gestión administrativa o de funcionamiento de mínimos. Fui la primera que le pedí a Collboni, el mismo día que lo confinaron, que anulase las comisiones de marzo. Esperaba que ellos habilitasen más tarde un canal para que pudiésemos hacer todas esas tareas, pero no ha habido más que la reunión telemática que nosotros solicitamos hace días con la alcaldesa. Solo nos han hecho llegar las medidas que han anunciado a modo resumen.

Comenta usted que tuvieron una reunión con Colau. ¿Les transmitió un calendario aproximado del fin de la crisis?

No. Apenas tenemos datos. Hay falta de información y transparencia. Disponer de todos los datos es necesario para saber qué políticas y actuaciones hay que tomar. También es importante para dar a la población un mensaje de tranquilidad aunque ahora haya miedo. Es de agradecer el contacto del PSC de Jaume Collboni con la vice-alcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. Ambos ayuntamientos han creado un grupo de trabajo. Las dos ciudades, junto con el resto de administraciones, tienen que liderar la salida de todo esto. Pero la sensación es que el confinamiento se tendrá que alargar todavía más.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.