La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado este sábado a varios grupos de ciudadanos que se habían dado cita en las playas y ha topado con algunas personas que se resistían a acatar las limitaciones en este primer día de práctica del deporte o de salir a pasear.

Fuentes municipales han confirmado la presencia de grupos de personas que se habían citado este sábado en las playas a primera hora para ver la salida del sol y a los que se ha instado a abandonar el lugar.

INCIDENTE DE UNA CIUDADANA CON LOS MOSSOS

Barcelona mantiene todavía cerradas las playas como consecuencia de la pandemia por el Covid-19, por lo que los ciudadanos no deben acceder a las mismas para evitar la propagación del virus. En el Paseo Marítimo de Barcelona, a la altura de Poblenou, la actitud agresiva de una corredora que se ha negado a seguir las instrucciones de la policía ha llevado a actuar a varios agentes de los Mossos, según informa Efe.

Pasadas las 10h, cuando volvía a estar prohibido el deporte individual, dos agentes motorizados de los Mossos han intentado convencer a la corredora de que volviera a casa, pero ésta ha hecho caso omiso de sus instrucciones y ha llegado a empujar a uno de los policías, que ha caído al suelo con la moto.

La mujer ha sido finalmente reducida por los dos agentes con la ayuda de compañeros de un coche patrulla que han acudido a auxiliarlos, ante el estupor de muchos ciudadanos, que se dividían entre los que apoyaban a la corredora y los que la increpaban.

ACTITUD PEDAGÓGICA

La Guardia Urbana no ha practicado ninguna detención, pero sí ha tenido que reconducir a algunas personas que se resistían a seguir las instrucciones de la policía. "Se está manteniendo una actitud muy pedagógica", han precisado las mismas fuentes, que han indicado que en la gran mayoría de los casos los ciudadanos han hecho caso de las instrucciones de la policía.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.