Polémica en la Guardia Urbana de Barcelona (GUB). Un documento interno, al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, promueve la censura de información de sus agentes a periodistas que cubran cuestiones relacionadas, de una manera u otra, con la Policía Local.

El objetivo de esta polémica medida de la dirección de la GUB no es otro que el de frenar las filtraciones hechas por algunos de sus policías a los profesionales de la comunicación realizadas mediante canales alternativos a los oficiales.

SE AMPARAN EN EL SECRETO PROFESIONAL

Aunque, como no podía ser de otra forma, quién firma el texto, el jefe accidental de la Urbana, Juan José Vilanova, lo ha dibujado de una manera distinta. Su idea es lanzar esta medida para "preservar el honor, la dignidad y la buena imagen pública del cuerpo, así como garantizar el secreto profesional". 

En este sentido, el documento prosigue y advierte de que "es deber de los agentes ser respetuosos con la confidencialidad de la información, actuar con profesionalidad y tener cuidado que la imagen que transmitan sea la adecuada". 

PROHIBICIONES ESPECÍFICAS

Más adelante, el redactor de este aviso a navegantes especifica qué no van a poder hacer sus agentes a partir de ahora. "No se pueden publicar fotografías de operaciones policiales, del interior de las dependencias o de los vehículos policiales, de los objetos intervenidos, de la identificación de los agentes, del material policial y de todos aquellos aspectos vinculados a la actividad policial."


Documento interno de la Urbana sobre "el uso de las redes sociales" en el cuerpo / MA
Documento interno de la Urbana sobre "el uso de las redes sociales" en el cuerpo / MA

Además, la jefatura de la GUB prohíbe a sus subordinados "el envío de imágenes por mensajería instantánea o redes sociales", puesto que debe ser "restringido al uso de carácter interno y por razón de servicio."  

NUEVOS "CRITERIOS COMUNICATIVOS"

Finalmente, el texto indica que la Oficina de Relacions Informatives i Comunicació (ORIC) y el Grup de Suport a la Prefectura (GSP) están elaborando el Procedimiento Operativo que regulará detalladamente los criterios comunicativos del cuerpo, el uso de la mensajería instantánea, de las redes sociales y de las comparecencias ante los medios de comunicación, además de los riesgos y prevenciones en este ámbito".

Cabe recordar que Pedro Velázquez es el reciente nuevo jefe de la policía local barcelonesa. Velázquez, que sustituyó a finales del año pasado a Evelio Vázquez tras su jubilación, fue puesto en el cargo "a dedo", tal y como denunciaron en diciembre algunos sindicatos policiales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.