El candidato a la alcaldía Manuel Valls, ha tildado de "racista" al independentismo tras negar la expulsión de gitanos en su época como Ministro de Interior de Francia. "No se ha expulsado a nadie jamás en Francia por su origen", ha afirmado el francés previamente a un encuentro con la comunidad gitana en el barrio de La Verneda. Por contra, Valls ha explicado que lo que se hicieron políticas "respecto al barranquismo y a situaciones intolerables en temas de salubridad".ç

Además, el alcaldable ha atribuído este hecho a las políticas de gestión de la inmigración, negando rotundamente que el hecho de ser gitanos tuviera nada que ver, ya que se trataba de personas de orígenes y nacionalidades diferentes.

RACISMO Y SUPREMACISMO

Valls ha afirmado que donde sí se puede encontrar "racismo y supremacismo" es en el independentismo catalán, poniendo como ejemplo los polémicos tweets publicados por la expresidenta del Parlament, Núria de Gispert, y los artículos redactados por Quim Torra antes de llegar a la presidencia de la Generalitat.

CON LA COMUNIDAD GITANA

El exprimer ministro francés, además de negar la expulsión de gitanos en el país galo, se ha mostrado orgulloso de que en su candidatura haya un miembro de esta etnia. Se trata de Pedro Vargas, número 17 de lista que es, a su vez, técnico de asesoría jurídica de la Federación de Asociaciones Gitanas de Catalunya.

En el encuentro, que ha tenido lugar en un bar del barrio de la Verneda, Valls se ha comprometido a trabajar con todas las comunidades de la ciudad y a abrir una oficina sobre el pueblo gitano para "solucionar los grandes retos" de la comunidad.