El candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, asegura que “los que piensan que los barceloneses votarán igual el 26 de mayo -día de las elecciones municipales- que el 28 de abril se equivocan; o mienten”. En este sentido, el exprimer ministro francés asegura que “las generales ya han pasado”.

En una entrevista a Crónica Global, Manuel Valls recalca que “muchos ciudadanos de Barcelona votaron con miedo a la extrema derecha”, pero asegura que “ese no es el eje de las municipales”.

¿BARCELONA EN MANOS DE LOS INDEPENDENTISTAS?

El exprimer ministro francés añade que el próximo 26 de mayo la capital catalana se dirime si queda en manos de una alianza entre el populismo y el separatismo, encarnados por el candidato republicano Ernest Maragall (ERC) y la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú) o si la Ciudad Condal “abraza un proyecto de liderazgo y cambio”.

En esta línea, el alcaldable critica los cuatro años de “cambio” de la primera edil de la capital catalana y apunta que “muchos ciudadanos” le paran por la calle y le argumentan que “tenemos que cambiar y echar a Colau. No podemos más”. Vistas las declaraciones, Valls añade que “la gente tiene miedo, y no solo en el Raval”.

VIERNES 10 DE MAYO

El próximo viernes 10 de mayo arranca la campaña electoral y, en esta línea, Valls asegura que “Barcelona no es cosa de partidos, tiene su propia dinámica”. El candidato a la alcaldía recuerda que uno de los principales temas en la capital catalana es la seguridad y afirma que “se requiere liderazgo y propuestas políticas concretas” para gobernar en Barcelona.

Además, Valls subraya otro de los problemas de la Ciudad Condal, los manteros. El alcaldable recuerda que se ha pasado de 300 a más de 2.000 y apunta que “buscando la cooperación con Mossos d’Esquadra y el Estado” se puede acabar con las mafias. En este sentido, Valls critica que “Colau confundió el progreso y la generosidad con el buenismo” y asegura que “parte de la izquierda se olvida que los problemas de seguridad perjudican a la gente sin poder”.

“Auguro sorpresas”. Así describe Manuel Valls el próximo 26 de mayo. El exprimer ministro francés declara que “es un momento histórico que va del futuro de Barcelona” y recuerda que los ciudadanos “no votarán con miedo a Vox”, como ocurrió el 28 de abril, argumenta.