ARCHIVADO EN:

Manuel Valls está harto de la demagogia de Colau. De su repetitivo discurso de que él es el candidato de las élites. En Salvados, la alcaldesa aseguró que Barcelona en Comú no podía pagarse un local como el suyo, situado en els Jardinets de Gràcia, pero nada dijo de lo que costaba su oficina en la calle de la Marina. Y este viernes, el ex primer ministro francés ha lanzado un desafío a la primera edil.

El candidato de Barcelona, capital europea ha dicho que paga 680 euros, con IVA incluido, por sus carpas de campaña. Y ha pedido a Colau, en un claro ejercicio de "transparencia", que diga cuánto le cuestan las suyas.

Valls también ha ironizado con una declaración de Colau en la que dijo que le daba “mucha pereza” la campaña electoral. Curiosamente, la alcaldesa se ha mostrado muy activa durante los últimos días, multiplicando su habitual gesticulación.

 

 

FOTO EN EL METRO

Colau, por ejemplo, aprovechó el 8M, día internacional de la mujer trabajadora, para bajar al metro y hacerse una foto, tras cuatro años de desplazamientos en coche oficial por Barcelona. La alcaldesa también le ha cogido el gusto a publicar vídeos en Youtube.

En una entrevista concedida a Metrópoli Abierta, Valls declaró que las élites no son negativas, y que gracias a ellas Barcelona tiene el Palau de la Música y el Liceu, y fue la cuna del modernismo y del Renacimiento en España. El político de Horta, asimismo, aseguró que Colau “también forma parte de la élite de Barcelona” y le pidió que dejara de comportarse como una activista.