Como hizo hace unos días en Foment del Treball, Manuel Valls ha cargado de nuevo contra la entrada del independentismo en la Cambra de Comerç de Barcelona. Si la semana pasada calificó de desastre la victoria del soberanismo en las elecciones del organismo económico, este lunes ha ido más allá y en la conferencia de Nueva Economía Fórum ha asegurado que se trata de un "asalto". Para Valls, es el hecho "más grave", vinculado al proceso separatista, que ha tenido lugar desde la DUI de octubre de 2017. En las elecciones a la Cambra se impuso de manera clara la candidatura Eines de País, apoyada por la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), aunque solo votó el 4% del censo.

El exprimer ministro francés ha criticado que un 96% de los empresarios barceloneses han ignorado las elecciones de la Cambra. "Es una situación que confirma que falta un compromiso público por parte de algunas élites. Se equivocan los que piensan que la entrada de independentismo en la Cambra no tendrá consecuencias. El independentismo tiene una agenda. Ganar las instituciones es uno de los objetivos del independentismo para preparar el futuro", ha subrayado Valls. El alcaldable opina que la victoria del soberanismo en la Cambra es la palanca para entrar en instituciones como Fira de Barcelona y Turisme de Barcelona.

Requerido por los asistentes si las elecciones a la Cambra no han sido legales o democráticas, Valls ha dicho que "las formas de elección en la Cambra son extrañas", pero que "lo determinará la Justicia". Con ironía, el alcaldable ha insinuado que el gobierno de la Generalitat, que preside Quim Torra, haya podido tener en el resultado de las elecciones a la Cambra.

"PALANCA DEL INDEPENDENTISMO"

Valls ha trasladado el resultado de las elecciones a la Cambra a un posible triunfo de Ernest Maragall en los comicios municipales y a un pacto del republicano con Ada Colau. "Si gana Maragall, Barcelona será la palanca del independentismo. Será una ciudad atractiva pero provinciana". "Barcelona se juega mucho en estas elecciones. Se juega el futuro en Cataluña, España y Europa"

"El debate que tenemos ahora en Barcelona es Europa. Es el debate de la democracia representativa y el estado de derecho frente a los populismos de la derecha y de la Izquierda y los nacionalismos. Si prosperan los populismos y los nacionalismos acabarán de hundir la ciudad", ha añadido el candidato de Barcelona pel Canvi-Ciutadans, que ha hecho un llamamiento al "voto útil" para evitar un pacto entre Maragall y Colau.

El discurso de Valls ha puesto especial énfasis en la seguridad. De hecho, recuperar la seguridad de Barcelona es la gran prioridad del alcaldable. Los últimos datos del Ministerio del Interior arrojan que cada día se cometen en Barelona más de 500 delitos. "La seguridad no es de izquierdas ni de derechas. La inseguridad es una desigualdad más. Los principales perjudicados son los ciudadanos. Barcelona es ahora la ciudad más insegura de toda España", ha dicho el exalcalde de Évry. Para Valls, Colau ha tergiversado el concepto de seguridad. "Primero dijo que era un problema inventado. Ahora, a medida que se acercan las elecciones, ha cambiado de posicionamiento porque sabe que es un tema que preocupa a la gente y ha echado la culpa a la Generalitat".

2.000 MANTEROS

El candidato ha reiterado que tiene intención de acabar con el top manta en tres meses. "Manteros hay en muchas ciudades, pero en ninguna se ha pasado de 300 a 2.000. Acabaré con el top manta actuando. Ahora se actúa porque hay unas elecciones", ha destacado Valls, que se ha mostrado muy crítico con los 1,5 millones que el gobierno de Colau ha dado a la cooperativa de manteros con "resultado 0". Según Valls, el comerciante no entiende lo que pasa con el top manta. "Si él incumple la normativa se le sanciona, pero al mantero se le tolera todo".

Sobre vivienda, Valls ha recordado que cerca de 40.000 barceloneses están esperando para acceder a un piso de protección oficial y que en los últimos años el precio de los alquileres se ha disparado un 40%. El candidato se ha comprometido a levantar 10.000 viviendas públicas en ocho años en la ciudad. "Hay 82 solares vacíos en los que ya se podría empezar a levantar pisos asequibles", ha concluido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.