ARCHIVADO EN:

16:30 horas. Josep Bou, candidato del Partido Popular a la alcaldía barcelonesa, se encuentra en la Via Augusta puntual como un reloj suizo. Acompañado de miembros de su equipo, así como de dos bandejas de pastas de su empresa, el candidato popular pica al interfono del piso que va a visitar en el marco de “Bou en tu casa”, un programa en el que el alcaldable se da cita con los vecinos de Barcelona acudiendo a sus hogares. “Suben 200”, afirma el popular en el tono de broma que le caracteriza.

Al abrirse la puerta de la vivienda, Bou saluda cordialmente a la propietaria y le ofrece las dos bandejas que ha traído de una de sus pastelerías para endulzar la tarde, por lo que la inquilina se muestra muy agradecida. Una vez dentro, el alcaldable comienza a saludar a los amigos y vecinos de la propietaria que esperaban su llegada para que diera comienzo el encuentro de la tarde de este miércoles, al que le preceden otros cuatro realizados anteriormente en diferentes puntos de la ciudad.

20190515 163625
Bou, a la espera con sus obsequios

Con la naturalidad que le caracteriza, Bou charla distendidamente con la docena de personas que querían escucharle en Sant Gervasi. “He hecho ciclismo, paracaidismo, escalada y ahora... ¡a la alcaldía!”, bromea el popular. Entre sus anécdotas previas al inicio de la charla, el candidato del PP tiene tiempo para relacionar una tradición familiar con Colau. Tras explicar que tiene familia pesebrista, Bou hace referencia al particular belén que la alcaldesa instaló en la Plaza Sant Jaume en la pasada Navidad. “Hacen los belenes para molestar y esa alcaldesa no es de Barcelona porque si no iría al mercado de Santa Llúcia y verían lo que hacen”, explica en referencia a Colau, tras lo que apunta que ella es “la octava plaga bíblica”.

LA BARCELONA CONTENTA

Sentados en el salón de la casa, y rodeados de lazos en los que hay impresa una bandera medio española, medio catalana, los asistentes comentan la previa de Bou con un acuerdo unánime. “Hay que pararla como sea”, afirma una de las presentes sobre Colau.

Bou, que ofrece a todos los asistentes las pastas antes de comenzar su discurso manteniéndose en pie, tiene tiempo de bromear hasta con el perro de uno de los presentes (llama “tigre de bengala” a un West Highland Terrier, una raza de can que difícilmente supera los 30 centímetros de altura), y hace hincapié en que la Barcelona que él representa tiene que ser “la contenta”, un completo antónimo de los independentistas.

20190515 170425
El candidato popular ofrece pastas a los presentes

“Mi empresa ha sido asaltada 3 veces, mi casa 1, pese a eso tenemos que demostrar que somos los demócratas”, apunta Bou explicando algunas de sus vivencias recientes. Con todo, el popular se define como “un hombre valiente, que no le teme a nada”, por lo que no duda en continuar defendiendo sus ideas.

VOX, UN CLUB DE PETANCA

Vox es uno de los temas destacados de la tarde. Josep Bou lamenta ante los asistentes la debilidad que suponen para la derecha, y afirma que “de ultras nada, son constitucionalistas”, en referencia al partido que en la capital catalana está capitaneado por Ignacio Garriga.

Las risas son inevitables entre algunos de los asistentes tras conocer la calificación que el candidato al Ayuntamiento barcelonés atribuye a Vox: “Son un club de petanca”. De la misma manera, Bou tiene halagos para el Partido Popular, que son recibidos con un total acuerdo entre los presentes. “El tren del PP es el que me ha parecido que tiene capacidad para llegar más lejos. Hay que saber explicar y moverse como el PP”, asegura Josep Bou.

CUESTIÓN DE PATRIOTISMO

Si alguna cosa queda clara en la tarde de este miércoles, es que uno de los motivos por los que Bou decide meterse en la primera línea política, además del económico y empresarial, por supuesto, es su patriotismo. Está claro que su pasado como Caballero Legionario Paracaidista le ha marcado de por vida, y no solo no lo esconde si no que se muestra orgulloso de ello. “No tengo ningún miedo de lo que me pueda pasar, tengo un pensamiento militar de la vida”, asegura.

IMG 4424
Josep Bou rodeado por los asistentes

Ya con la tarde avanzada y tras sobrepasar el tiempo que tenía establecido para este encuentro, Josep Bou llega a emocionarse explicando como sus trabajadores le sorprendieron en una de sus panaderías con una gran bandera de España tras conocer su intención de presentarse a alcalde de Barcelona, algo que los asistentes aplaudieron con expresiones unánimes como “oh, que bonito” o “es algo increíble”. Y, tratando la temática patriótica, hay algo que Bou no se podía dejar. Una figura muy admirada entre los presentes, que le hacen saber con sus rostros de satisfacción. El Rey.

Tras hablar de la importancia que tuvo la manifestación previa a la votación ilegal del 1 de octubre, Bou asegura que “el 3 de octubre los catalanes tuvimos Rey”, y añade que “cada vez que un Rey ha desaparecido, ha sido un desastre”.

Con todo, y más de una hora después de la prevista finalización del acto, Josep Bou no pierde la oportunidad de despedirse de los allí presentes en consonancia con su discurso. “Si yo les fallo, sigan a las ideas, no a mí”, indica el popular, unas palabras que suscitan los aplausos de la docena de personas que se encuentran en la vivienda y que, con su lazo de banderas, su copa de vino y la satisfacción de haber podido hablar con su candidato para la alcaldía barcelonesa, no quieren que la tarde llegara a su fin.