Como estaba previsto, arropado y empujado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como por todo el aparato nacional del PSOE, Jaume Collboni se ha atrevido este sábado a prometer todo lo que sea necesario para que su ciudad, Barcelona, le elija como futuro alcalde en sustitución de Ada Colau.

En el marco del acto político montado por el partido que manda en La Moncloa, y en respaldo a su candidatura municipal, Collboni ha pedido que la ciudad "no se conforme con ser la capital de una república imaginaria".

Ante dos millares de personas, reunidas en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), Collboni ha defendido que "Barcelona se merece un alcalde que gobierne para todos, y no solo para los suyos -en referencia a Colau-, y que recupere el espacio público de la convivencia".

GUARDIA PRETORIANA

Collboni ha estado rodeado de una guardia pretoriana de primer orden. En su primer gran acto de lo que cabría calificar como de 'precampaña electoral', han intervenido, entre otros, el citado presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Políticas Territoriales y Función Pública, Meritxell Batet, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Además, se ha proyectado un vídeo de apoyo del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell

Otros asistentes de la flor y nata socialista han sido la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera; el eurodiputado socialista Javi López, el secretario de organización del PSC, Salvador Illa; la portavoz en el Parlament del partido, Eva Granados; la alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín; el ex alcalde Jordi Hereu, y el exprimer secretario del PSC y delegado del Gobierno en el Consorcio de la Zona Franca, Pere Navarro.

COMPROMISO CON BCN

Sánchez ha avalado a Collboni y ha destacado su "compromiso con la ciudad, valentía y principios cuando las cosas estaban mal", tras lo que ha augurado que "será el mejor alcalde que ha tenido la capital catalana".

Collboni ha criticado a los partidos independentistas, ha sostenido que "no se puede gobernar unos contra otros" y les ha acusado de "levantar fronteras entre catalanes" con un proceso independentista "a base de mentiras y engaños, que esconde la corrupción y el desmantelamiento de las instituciones".

PALO A VALLS...

Collboni ha aprovechado la ocasión para marcar fronteras y, así, ha acusado al candidato de Ciutadans, Manuel Valls, de ser "el embajador del pacto de la vergüenza", en referencia al pacto de investidura entre PP, Cs y Vox en la Junta de Andalucía, y le ha lanzado que, si tanto le preocupa ese acuerdo, que no se presente con Cs y lo haga con una verdadera candidatura independiente.

Pedro Sánchez ha llenado en su aparición barcelonesa / MA
Pedro Sánchez ha arropado a Jaume Collboni en Barcelona / MA

Según Collboni, su primer compromiso si llega a alcalde será que Barcelona "no sea un nuevo campo de batalla independentista", y ha defendido que no subordinará sus políticas a "ningún interés político personal".

...Y PALO A COLAU

Obviamente, Collboni ha tenido duras palabras con la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con su equipo de gobierno, del que ha dicho que tiene "las tres 'ies': incumplimientos, incompetencia y servicio al independentismo". De ah´que haya conlcuido que "si hay un candidato de izquierdas para la ciudad, ése es el del PSC (o sea, él mismo)".

Collboni, arropado por los asistentes con gritos de 'Visca Catalunya Socialista', ha recordado a los alcaldes de su formación que gobernaron la ciudad, como Narcís Serra, Pasqual Maragall, Jordi Hereu y Joan Clos, y se ha reconocido "heredero y orgulloso" de su tradición.