PP, PSC y Ciutadans han criticado este jueves la politización del Ayuntamiento de Barcelona por parte del gobierno de Ada Colau. La alcaldesa tiene previsto reunirse este domingo con otros alcaldes catalanes en el consistorio para mostrar su solidaridad con los presos independentistas dos días antes del inicio del juicio en el Tribunal Supremo por el procés. 

Según el regidor popular, Alberto Fernández, el encuentro de los ediles coincidirá con las fiestas de Santa Eulàlia, copatrona de la ciudad. “Colau, una vez más, pone Barcelona al servicio del independentismo, y se convierte en su altavoz. Respalda a aquellos que con el pretexto de reclamar un juicio justo solo persiguen su impunidad, y a la práctica ya han emitido su veredicto: la absolución de los acusados”.

DESCONVOCAR EL ACTO

En términos parecidos a Fernández se ha expresado la jefa de filas de Ciutadans, Carina Mejías. “Colau no puede usar el Ayuntamiento de Barcelona como caja de resonancia del independentismo para presionar a la justicia”. Mejías ha exigido a Colau que desconvoque el acto. "El Ayuntamiento es la casa de todos los barceloneses piensen como piensen y Colau no puede utilizarlo de forma ilegítima una y otra vez”.

Desde las filas socialistas, Jaume Collboni ha criticado que "de nuevo Ada Colau vuelve a abrir las puertas del Ayuntamiento al independentismo, esta vez convirtiendo las fiestas de Santa Eulàlia en las de los alcaldes independentistas. La ciudad es de todos y todas y le exigimos que rectifique", ha escrito Collboni en las redes sociales.

Fernández ha afirmado que “ser independentista no es un privilegio que te permite desobedecer tribunales o infringir leyes” y lamenta que estos “han provocado una fractura social nunca vista, y una factura económica en forma de pérdida de ingresos, inversiones, y empresas, así como una fuga de depósitos y empleo”.

EN EL SALÓ DE CENT

Por su parte, Mejías ha reclamado a Colau que condene los ataques de los CDR a las sedes judiciales de Catalunya”, así como el señalamiento y la agresión a jueces “en un intento claro de interferir e intimidarlos en sus funciones”. Mejías ha recordado que el sistema de justicia en España es “plenamente garantista y acorde con los estándares europeos propios de un estado de derecho”. También ha añadido que “fueron precisamente los separatistas presos los que intentaron abolir las leyes democráticas vigentes”.

El domingo, la sede municipal acogerá un acto reivindicativo de alcaldes catalanes con motivo del inicio del juicio a los políticos presos por el referéndum del 1 de octubre de 2017. El acto se celebrará en la sala más emblemática del Ayuntamiento de Barcelona, el Saló de Cent. El gobierno de Colau colabora con la Associació Catalana de Municipis i Comarques en la organización del evento, con el que quieren presionar al Tribunal Supremo que ha de juzgar a los políticos y activistas encarcelados.