La campaña de Òmnium Cultural para “explicar” a los turistas la “realidad política de Catalunya"  ha provocado un nuevo enfrentamiento político que seguro que traerá cola.

Tras la presentación de la campaña este jueves, el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha exigido sancionar e impedir la circulación del bus de la campaña por las calles de Barcelona, al considerar que “tergiversa la realidad hablando de presos políticos”. Para apoyar sus palabras, ha recordado que en su día se prohibió la del bus de ‘Hazte Oír’ contra la transexualidad.

El dirigente popular ha pedido explicaciones al Gobierno de Ada Colau -actualmente, de vacaciones- sobre los criterios seguidos para permitir la circulación “de un autocar cuya publicidad es claramente política”.

“Colau no puede tener una doble vara de medir prohibiendo la circulación del autobús de Hazte Oír y, en cambio, permitiéndoselo ahora al independentismo, que tergiversa y manipula la realidad hablando de presos políticos”, ha explicado Fernández.

Òmnium había explicado previamente que la campaña se desarrollará en las principales poblaciones catalanas a través de estos autobuses, en los que se podrá visitar una exposición sobre la “situación de vulneración flagrante de los derechos y libertades”, según el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri.

Òmnium ha iniciado la campaña para explicar a los turistas que visitan Catalunya lo que supuso el 1-O y la “represión” con la que creen que el Estado está respondiendo al movimiento independentista.