ARCHIVADO EN:

Frente a frente. El PDeCAT ha encontrado nueva sede, a la que se mudará la próxima semana. Y esta se encuentra justo delante de la de Esquerra. En la misma calle, a la misma altura, al otro lado de la calzada. Los pactos entre independentistas nunca habían estado tan cerca de cerrarse, físicamente hablando. Como se puede ver en el mapa que acompaña a esta noticia, se tarda un minuto andando de la casa de los republicanos a la de los demócratas, porque el paso de cebra está en la esquina de la calle.

El PDeCAT empezará a partir del lunes 28 de diciembre una nueva etapa en la calle Calàbria de Barcelona, en unas oficinas propiedad de la constructora Núñez i Navarro. La nueva sede del partido cuenta con una planta baja y dos pisos y es un espacio "más diáfano y amplio", según ha explicado su presidente, David Bonvehí, en declaraciones a Rac 1.

BORRAR LA HUELLA CONVERGENTE

De esta manera, el PDeCAT quiere cerrar su etapa postconvergente, pues la sede en la que se hospedan desde hace tres años en la calle Provença es propiedad de CDC, que, aunque no mantiene actividad política, sigue existiendo y se encuentra en fase de liquidación. "El PDeCAT tenía que tener una sede propia y diferenciada de todo", ha explicado Bonvehí.

Ya se sabía que el PDeCAT estaba buscando nueva casa, como había reconocido el propio grupo. "A estas alturas estábamos en una sede aún del anterior partido, teníamos que cambiar de etapa. Inauguramos sede propia, reducimos espacio, pero son mucho más abiertos y modernos", ha explicado el presidente del PDeCAT.