La oposición se echa encima de Colau. Tanto Cs como el PP han criticado que el Ayuntamiento haya pedido desblindar la Jefatura Superior de Policía Nacional y han acusado a la alcaldesa de "no querer mejorar la seguridad de Barcelona. 

DESBLINDAR LA JEFATURA

A primera hora de la tarde, El concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa, ha mandado una carta al jefe de la Policía Nacional en Cataluña para exigir que se deje de blindar la comisaría de Vía Laietana. En la misiva, el miembro del gobierno de Ada Colau asegura que las calles Tomàs Mieres y Julià Portet hace más de diez días que están cerrados al público y custodiados por agentes y que esto incomoda al vecindario y a la normalidad de la ciudad. 

El concejal de Barcelona en Comú ha añadido que las vallas también afectan al tráfico “en una zona muy concurrida” y ha sentenciado en la carta que “el cierre de las calles es innecesario cuando no hay concentraciones planificadas”.

LA OPOSICIÓN, EN CONTRA

Ante esta polémica decisión, los grupos de la oposición se han puesto en contra y han criticado las medidas del equipo de gobierno de Ada Colau. El concejal de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, Paco Sierra, ha pedido este lunes a la alcaldesa que respete a la Policía. 

En un apunte en su cuenta de Twitter, Sierra ha dicho que lo que debería estar haciendo el Ejecutivo de Colau es retirar de las calles "a los violentos". También ha reclamado a la alcaldesa que no tenga "la desfachatez de normalizar la violencia con el dinero de todos los barceloneses".

Por su parte, el presidente del grupo municipal del PP en Barcelona, Josep Bou, ha asegurado que Colau quiere echar a la Policía "y no mejorar la seguridad de Barcelona". "Otro menosprecio de Ada Colau a la Policía. Expresar nuestra defensa y apoyo a la Jefatura de la Policía Nacional en Vía Laietana. La preocupación del Ayuntamiento es echar a la Policía y no mejorar la seguridad de Barcelona, que actualmente es la ciudad más insegura de España", ha señalado.

LOS NÚMEROS NO LES CUADRAN

Estos no han sido los únicos reproches que ha recibido la primera edil. El portavoz del grupo municipal de JxCat en Barcelona, Jordi Martí, ha pedido al consistorio saber cual es el método que usan para calcular los asistentes en las manifestaciones en la ciudad. 

"Con motivo de la polémica que ha provocado el recuento de 350.000 asistentes a la manifestación independentista del sábado en la calle Marina, y de 80.000 para la manifestación de españolistas, la mayoría venidos de fuera de Catalunya, queremos conocer que métodos usa el gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni", ha señalado.

Martí ha calificado como un hecho grave que el Gobierno municipal, "escondiéndose tras la Guardia Urbana", haga públicas cifras que podrían estar muy por debajo de las cifras reales tal como ha hecho el teniente de Alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, según él.