ARCHIVADO EN:

Ferran Mascarell está deshojando la margarita sobre las elecciones municipales de Barcelona: o presentarse por su cuenta o hacerlo dentro de la Crida, yendo de Nº2 de Joaquim Forn.

En su edición de este martes, el diario Ara publica una entrevista con Mascarell en la que éste afirma, por un lado, "no descarto presentarme en solitario y con una lista de ciudad" y, por otro, que está "predispuesto" a implicarse con la Crida.

El ex consejero de Cultura y actual delegado del Govern de la Generalitat en Madrid -fue nombrado por el presidente Quim Torra el pasado mes de julio- revela en la entrevista que confía en tener tomada una decisión definitiva antes de la Navidad. 

Para su idea de presentarse en solitario, Mascarell descubre que lleva meses trabajando en "un proyecto que pueda unificar nombres" y "crear una candidatura potente". Expone que se le han presentado muchas otras opciones, y que prefiere que la lista "no esté llena de gente de partidos, sino de gente que representa la ciudadanía, los sectores y los barrios".

Preguntado por si es el candidato del ex presidente del Govern Carles Puigdemont​, responde que a él no le corresponde decirlo: "Lo tiene que decir él, cuando crea que es el momento oportuno. Estoy trabajando con un equipo de unahtreintena de personas desde hace ocho meses, tengo ganas de intercambiar ideas y de sumar".

Sobre sus opciones de hacerlo dentro de la Crida, afirma que aún está hablando y que, "en función de cómo se vaya articulando todo", dará un paso en una dirección o en otra. Sostiene Mascarell que no será una lista exclusiva de la Crida, porque no todos los partidos soberanistas están dispuestos a presentarse de forma conjunta. "Barcelona va por una línea de trabajo diferente, que es consolidar una estrategia conjunta, de momento sin ERC, para que el soberanismo sume al máximo", sostiene

A todo esto, no hay que olvidar que el PDeCAT -con la candidata Neus Munté escogida por primarias- ha expresado su predisposición para confluir con Mascarell de cara a las municipales, como dijo recientemente el presidente del partido, David Bonvehí.