ARCHIVADO EN:

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha presentado el que será su proyecto para la ciudad en el caso de ganar la alcaldía. Rodeado de la plana mayor de ERC, Pere Aragonés, Joan Tarda, Ester Capella y Alfred Bosch, entre otros, y ante un auditorio que ha llenado por completo el patio central cubierto de la Universitat Pompeu Fabra, Maragall ha desglosado las líneas maestras de su programa.

Tras una presentación llevada a cabo por tres jóvenes de ERC, que lo han presentado como el futuro alcalde de Barcelona, Maragall ha empezado su discurso con un recuerdo hacía los “presos políticos y exiliados”, y ha asegurado que él se siente joven porque Barcelona le hace sentir joven.

El candidato ha afirmado que está dispuesto a negociar con todas las opciones políticas de izquierdas, pero ha establecido algunas líneas rojas que no está dispuesta a traspasar. “Nosotros somos inequívocamente progresistas y republicanos, y queremos una mayoría que respete estas premisas. Y hago un doble compromiso: propondremos un acuerdo a las fuerzas soberanistas en el camino hacia la república, y queremos que se consolide un bloque democrático que tome partido por los presos y por el referéndum. Y que Barcelona no sea gobernada por los unionistas y el bloque del 155”, ha dicho. “Plantearemos un compromiso contra cualquiera que quiera aceptar el apoyo de la extrema derecha que hoy personifican Ciudadanos y PP”.

SALARIO MÍNIMO

Además, Maragall ha basado su programa en tres ejes: “Oportunidades, responsabilidad y complicidades. Quiero que Barcelona sea una referencia real y potente. Es verdad que necesitamos inversión pero también que los jóvenes tengan un salario digno”, que según el candidato para los que vivan en Barcelona debería ser de 1.100 euros.

Maragall, ante la plana mayor de su partido / CR
Maragall, ante la plana mayor de su partido / CR

El nuevo líder municipal de ERC ha pasado a desglosar su diferentes propuestas en los diversos ámbitos de la ciudad. En urbanismo, ha defendido “trabajar conjuntamente con las poblaciones del área metropolitana” para evitar que se vuelva a producir una burbuja inmobiliaria, y se ha comprometido a aumentar sensiblemente la vivienda social de la ciudad. “Ahora mismo, Barcelona destina a vivienda social el 1,6 % del total, mientras que otras ciudades, como Londres, llegan hasta el 23 %. Hacen falta 100.000 viviendas para llegar al 15 % que pide Europa. Además, la ciudad tiene unas 80.000 viviendas de más de 70 años, por lo que se debe hacer un programa ambicioso, con financiación europea para lograr mejorar la eficiencia”.

MOVILIDAD Y TURISMO

Respecto a la movilidad, Maragall ha afirmado que hace falta un ambicioso plan para que los ciudadanos aparquen el coche. “Para eso hace falta hacer un transporte público asequible y no contaminante. Y hay fórmulas innovadores y eficientes que se han probado con éxito en otras ciudades. No se trata de inventar, sino de aprovechar lo que funciona”.

Respecto al turismo, el candidato republicano ha asegurado que lo importante es “socializar el éxito del turismo haciendo que la oferta no supere la demanda, aplicando tasas. Si el turismo es beneficio, el ciudadano debe notarlo en su piel”.

Y ha defendido que “se debe escuchar al comercio, que muchas veces se ha visto chafado en medio de los debates. Debemos escucharle y contar con él”

SEGURIDAD

Por lo que respecta al tema de la seguridad, Maragall ha afirmado que “el actual gobierno municipal se ha visto desbordado, aunque hay que reconocer que tenemos problemas y que hay que girar la tendencia actual”. Ha defendido una mayor coordinación entre todas las policías y que el trabajo en algunos distritos, como el de Ciutat Vella, no debe implicar que otros se vean perjudicados, como ocurre ahora.

Además, ha asegurado que las bases para mejorar en este aspecto son “la presencia reforzada de la policía, una justicia eficaz e inteligencia en la investigación. Además, debemos haber una justicia local de proximidad que funcione las 24 horas los 365 días del año. Debe ser ágil y resolutiva y que evite que muchos casos acaben en nada”.

MEJORAR LA EDUCACIÓN 

En aspectos como la educación y la cultura, ha defendido que “solo tendremos una sociedad democrática si la educación llega a todos los ciudadanos. Hay que darle a la educación las herramientas que necesita para que sea una tarea prestigiosa y respetada. Propondremos unas becas-salarios para que los jóvenes puedan dedicarse a estudiar y a prepararse. La educación será el hecho distintivo de la república que tenemos derecho a ganarnos”.

Sobre la cultura, ha reconocido que su propuesta era tan corta “como el presupuesto que se le dedica”, para asegurar posteriormente que “una ciudad sin cultura no tiene ni pasado, ni presente ni futuro”.

Maragall ha afirmado que “no daremos ni un paso atrás para defender los derechos sociales de nuestros vecinos, que no se vean perjudicados ni por su condición sexual, ni su lengua, ni su color, ni por su religión”, y ha abogado por incorporar el feminismo como una política transversal irrenunciable.

El candidato republicano ha terminado su intervención lanzado un mensaje a Europa: “Europa será posible si se cambia desde dentro” y ha defendido que Barcelona debe estar en el grupo delantero de las ciudades que provoquen ese cambio. “El club de los estados mantiene prisionera a Europa, pero la red ciudadana la liderará, estoy convencido”.