Ni hablar. El alcaldable de JuntsXCatalunya, Joaquim Forn, ha dejado claro que no quiere pactar con la actual alcaldesa Ada Colau después de las elecciones municipales del 26 de mayo. Así ha contestado a través de Twitter a la propuesta de alcaldable de ERC, Ernest Maragall, de visitarlo junto con Ada Colau en la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde permanece preso, para debatir un pacto entre las tres fuerzas.

"Queremos hacer el cambio y no calzar a Colau en el gobierno", ha incidido Forn. "No puede haber pacto con quien ha hecho perder cuatro años en Barcelona a base de sectarismo, moratorias y parálisis", ha añadido el independentista.

QUIEREN AFRONTAR LOS PROBLEMAS DE LA GENTE

"Hace falta diálogo con la sociedad civil, prosperidad, buen gobierno y afrontar los problemas de la gente. Este es nuestro proyecto", ha insistido Forn en su comentario.

Maragall ha remarcado que "el mejor gobierno posible" para Barcelona es uno que incluya al "bloque democrático con un compromiso por la libertad y la democracia", en declaraciones a RAC 1. Para él la mejor opción sería la de un equipo con ERC "al frente" que sume también a los comunes y JxCat. Luego ha lanzado la idea de ir junto con Colau a ver a Forn para hablar del tema. Pero no ha resultado.