ARCHIVADO EN:

Joaquim Forn no tiene entre sus prioridades pactar con Ada Colau. "Pactar con los comuns no entra dentro de las prioridades. Somos muy críticos con su acción de gobierno en Barcelona. Esto no quiere decir no podamos llegar a acuerdo puntuales", asegura el exconseller, que este miércoles oficializó su candidatura como alcaldable a las municipales de Barcelona. Forn añade que el gobierno de Colau ha sido muy "débil" y no se ha distinguido por buscar el diálogo.

El candidato, exprimer teniente de alcalde con Xavier Trias, quiere a Elsa Artadi como número dos. "Aportaria solvencia y experiencia". Pero Forn afirma que la incorporación no está cerrada. "Tiene efectos sobre el Govern de la Generalitat que se tienen que acabar de resolver", dice Forn en una entrevista en el diario Ara. Fuentes del PDeCAT dan por hecho que Artadi acompañará a Forn, pero un alto cargo de la Generalitat no tiene tan claro que la salida de la consellera se vaya a producir. 

MASCARELL, UNA INCÓGNITA POR AHORA

La que tendrá un puesto destacado en la lista será Neus Munté, que la pasada primavera se impuso en las primarias del PDeCAT, pero que enseguida se mostró dispuesta a hacer un paso al lado si Forn se presentaba. Por ahora, la que tampoco está tan clara es la inclusión de Ferran Mascarell, exregidor socialista y exconseller de Cultura. Mascarell ha sido sondeado también por ERC, afirman fuentes cercanas a Mascarell, pero de momento mantiene su candidatura en solitario.

Forn ha vuelto a hacer un llamamiento a ERC para concurrir juntos a los comicios bajo las siglas de Junts x Cat. "Una lista unitaria nos garantizaría el gobierno de la ciudad y cuesta de entender que por razones de estrategia de partido hayamos de renunciar". El político del PDeCAT así se lo trasladó hace unos días a Ernest Maragall, que fue a visitarlo a la prisión de Lledoners. "Desde el soberanismo hay que definir un modelo de ciudad y no solo enarbolar la estelada". En otra entrevista, en este caso en Catalunya Ràdio, Forn ha subrayado que estaría dispuesto a "apartarse" si eso garantizara una lista conjunta.

Forn conoce al dedillo el Ayuntamiento y la ciudad de Barcelona. El pasado mandato fue la mano derecha del alcalde Trias y antes de ser nombrado conseller de Interior, en verano de 2017, acumulaba 18 años como concejal. Trias recordó este miércoles que Forn siempre fue su candidato. De hecho, le nombró su sucesor. Para el exalcalde, que se retira de la política, Forn generará entusiamo.