Un día después de la convención del Partido Popular, celebrada en Madrid y con Pablo Casado como protagonista, su líder catalán, Alejandro Fernández, ha abogado por aplicar el artículo 155 de la Constitución de forma "ilimitada" en Catalunya con el fin de "corregir la anomalía extraordinaria" de una política catalana "secuestrada desde Waterloo" por el ex president Carles Puigdemont.

En declaraciones a Rac1 este lunes, el presidente de los populares catalanes ha hablado también de la huelga de taxistas y de la situación de "desorden" que se vive en estos momentos en Barcelona, y no ha dudado en criticar tanto al Ayuntamiento de la ciudad como al Govern de la Generalitat "por no preservar el orden, cuando ellos son los que tienen la responsabilidad de mantenerlo".

"Este es el resultado contagioso de auspiciar políticas antisistema desde las instituciones que tienen el deber de mantener ese orden", ha dicho Fernández. "Cuando cortar carreteras y calles se convierte en lo más normal del mundo, pasan estas cosas. Y esto no puede ser, porque se alteran los derechos de los demás ciudadanos".

ESPIRAL PELIGROSA EN BCN

"Hemos entrado en una espiral peligrosa en Barcelona, y esto sólo se puede evitar imponiendo el orden normal de las cosas", ha añadido Fernández. "No se pueden permitir actos violentos que alteran la normalidad de la gente, que lo que quiere es llevar a sus hijos al colegio o ir a trabajar".

El líder popular también ha responsabilizado a la Generalitat, ya que se trata de una temática de ámbito administrativo autonómico. "El Govern reclama continuamente más competencias, y resulta que cuando se crea un problema grave como éste, le echa la culpa al Ayuntamiento de Barcelona. Y la alcaldesa Colau responde que es culpa de la Generalitat. Si alguien quiere autonomía, la tiene que ejercer cuando toca. Y sobre todo, garantizar el orden".

CRÍTICAS A TORRA

Fenandez ha criticado también la actuación y las maneras de Quim Torra, actual President de la Generalitat, al que ha calificado de ser poco menos que un pelele en manos de Puigdemont. Esto supone, para Fernández, que se "liquida la política institucional, el Parlament se vacía de contenido y se busca, por la conexión Waterloo-Torra, llevar la política a la insurrección y a la calle".

Los taxistas preparan un lunes laboral de furia en Barcelona / VERÓNICA MUR
Los taxistas preparan un lunes laboral de furia en Barcelona / VERÓNICA MUR

Tras calificar a Vox de "movimiento populista identitario", ha cargado de nuevo contra Torra, por "supremacista, en sus escritos, praxis y referentes, como Daniel Cardona o los hermanos Badia, que eran pistoleros de ideología filonazi". 

Llegado a este punto, Fernández ha mantenido un sonoro rifirrafe con Pilar Rahola, contertulia del programa, que le ha contestado desde su punto de vista favorable a las tesis independentistas y que le ha adjetivado como de "franquista". Además, ha ironizado sobre la posibilidad de que acusasen de "rebelión" a los taxistas, que en ese momento acudían a manifestarse ante la Conselleria de Economía de la Generalitat.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.