La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha contratado a Esther Sastre, la responsable del departamento de comunicación de la Conselleria de Interior desde el año 2012 hasta la llegada de Quim Torra a la Generalitat.

El motivo de este fichaje es el establecimiento de un plan de comunicación respecto a la remunicipalización del agua, especialmente en vistas de unas cercanas elecciones municipales.

La periodista catalana fue la encargada de destituir de su cargo a Patrícia Plaja, quien fuera jefa de comunicación de los Mossos d'Esquadra. Plaja fue premiada con el Premio Blanquerna 2017 a mejor comunicadora tras su excelente aplicación del plan de comunicación ante posibles atentados terroristas, un programa en el que Sastre participó de su elaboración.

TWITTER COMO JUSTIFICACIÓN

El motivo del despido comunicado a la valorada responsable de comunicación del cuerpo policial autonómico fue la publicación de un tweet en el que criticaba la resolución de la sentencia de la Manada: “El problema no es un juez ni el voto particular. Nos equivocaremos si lo centramos todo en esto. Lo que falla es el poder judicial. Otra vez. #NoesNo #LaManada”, publicó Plaja. Esta decisión resultó, cuanto menos, sorprendente.

La debilidad de esta justificación se confirma aún más ahora que Sastre ha fichado por un partido que se declara feminista como es Barcelona en Comú.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.