ARCHIVADO EN:

Si hay que hacer caso a lo que va diciendo últimamente Ernest Maragall, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) tiene claro que su gran rival en las elecciones municipales será Manuel Valls. Sólo así se entiende que cada vez que habla insista en que ERC se presentará en solitario, y no en coalición, el próximo mes de mayo, con el fin de frenar la candidatura del ex primer ministro francés.

"No le regalaremos a [Manuel] Valls una campaña entre unionistas e independentistas. Barcelona y los barceloneses no merecen eso", ha dicho.

El actual conseller de Acción Exterior y candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona ha defendido que su formación se presentará por separado en 2019 “para no provocar una batalla electoral entre partidarios y detractores de la independencia".

EN LA CÁMARA

En su intervención en el ciclo 'Dinars Cambra' de la Cámara de Comercio de Barcelona, Maragall ha defendido que cuando el soberanismo se ha presentado en listas diferentes en comicios ha logrado mejor resultados porque, al hacerlo juntos, "se expulsa a los extremos".

"En este caso hablamos de Barcelona y de la ciudad, y la necesidad de compartir listas unitarias para este objeto y sujeto político que es Barcelona, me cuesta de entender (sic)", ha reflexionado el responsable de Exteriores de la Generalitat, que recientemente fue vapuleado dialécticamente por un periodista en un programa de la BBC británica.

Maragall, que fue proclamado candidato el fin de semana tras aceptar el testigo del dimitido Alfred Bosch, ha defendido que su candidatura será "explícitamente progresista y republicana", y ha rechazado valorar posibles pactos postelectorales, aduciendo a que todavía no están claras las posiciones de los rivales.

"Aún no tenemos el mapa ni la foto entera de cómo será ni quién habrá en cada agujero de esta contienda que aún no ha comenzado", ha argumentado.