ARCHIVADO EN:

Desde Esquerra Repúblicana de Catalunya (ERC) no dan crédito a la actitud de la alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau, respecto a Manuel Valls. El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha acusado este lunes de antinatural a la líder de los comunes que acepta con ganas los votos de Valls para continuar al frente de la alcaldía.

En esta línea, Rufián ha cuestionado a Colau por asegurar que "ni negocia ni pacta" con el ex primer ministro francés, que ya dijo que apoyará "sin condiciones" su investidura, en declaraciones a RNE. El republicano no concibe que "Colau, una extraordinaria activista que paralizó tantísimos desahucios” acepte los votos “de un tipo que desahució a diez mil personas en Francia de su patria o de su país".

UN GOBIERNO DE IZQUIERDAS CON MARAGALL Y COLAU

El portavoz catalán ha insistido en que aceptar los votos de Valls es "pactar de facto" y ha acusado a Colau de robarle protagonismo a Maragall, quien ganó las elecciones, y que parece ahora que ERC está tratando de "usurpar su trono de hierro".

Sin embargo, ERC estará a favor de "cualquier iniciativa de izquierdas en cualquier ayuntamiento", pese a que "lo que está ocurriendo es terriblemente anómalo". Para Rufián, siguiendo una “normalidad”, habría que conformar un gobierno de izquierdas entre Ada Colau y Ernest Maragall". “Él, guste más o guste menos, ganó las elecciones", ha recordado.

MARAGALL CITA A VAROUFAKIS

Por su parte, Maragall se ha hecho eco de la crítica de DiEM25, el movimiento europeo fundado por el exministro de Finanzas griego Yannis Varoufakis, a Colau. A través de Twitter ha dicho: "El partido de Varoufakis critica a Colau por aceptar los votos de Valls".

La cuenta de Twitter francesa de DiEM25 publicó el sábado un mensaje dirigido a Colau, a quien preguntaba si realmente podía aceptar el apoyo de Valls, a quien llaman "racista, autoritario y político oportunista que ha arruinado el Partido Socialista e incluso dañado la palabra 'izquierda' en Francia".