ARCHIVADO EN:

A falta de una semana para las elecciones municipales, algunas encuestas apuntan a la posibilidad de que se produzca prácticamente un empate técnico entre las tres principales fuerzas de izquierdas, ERC, BeC y PSC.

El resultado de la encuesta realizada por Sigma Dos apunta a un complicado panorama para lograr la gobernabilidad en la ciudad, y las alianzas postelectorales serán difíciles, sobre todo si el componente independentista se impone en las filas republicanas.

Según esta nueva encuesta, el partido republicano que lidera Ernest Maragall obtendría un 22 por ciento de los votos, lo que le otorgaría entre 9 y 10 concejales, doblando su representación actual. Por su parte, el partido de la actual alcaldesa Ada Colau, sufriría un retroceso y se quedaría en poco más del 20 por ciento de los sufragios, y pasaría a tener 9 concejales.

En cuanto al PSC, la encuesta de Sigma Dos publicada por El Electoral apunta a que podría doblar sus resultados de 2015. Alcanzaría el 19,6 por ciento de los sufragios y se quedaría muy cerca de los comuns, obteniendo el mismo número de concejales que la lista de Colau.

LIGERA SUBIDA DE VALLS

Por su parte, el partido de Manuel Valls, Barcelona pel Canvi – Ciutadans, lograría un ligero ascenso en el porcentaje de votos, pero se quedaría muy lejos de luchar por la alcaldía. Según esta encuesta, el ex primer ministro francés sumaría entre 5 y 6 concejales.

Pero le irían las cosas al candidato del PP, Josep Bou. Aunque ha pasado en las encuestas de no tener representación a poder tener dos, perdería uno de los concejales que el partido logró en las anteriores municipales.

Quién podría quedarse sin representación es la CUP, que podría obtener apenas en 2,2 por ciento de los votos, porcentaje que le dejaría fuera del Ayuntamiento.