ARCHIVADO EN:

En plenas primarias para elegir al cabeza de lista del PDeCAT al Ayuntamiento de Barcelona, que se disputan Neus Munté y Carles Agustí, la regidora Mercè Homs se ha salido por la tangente y ha dicho que la intención de la formación es confeccionar una lista "transversal y soberanista" que vaya "más allá" del partido. Vamos, que, perfectamente, el ganador de las primarias podría no ser el sustituto de Xavier Trias a encabezar la lista para intentar desbancar a Colau. 

Homs ha proclamado este miércoles a los dos aspirantes, pero ha remarcado que las primarias, que se votarán los días 11 y 12 de mayo, son "una pata" de una estrategia más amplia que busca aglutinar una candidatura soberanista y "lo más unitaria posible" con el objetivo de desbancar a Colau.

Según la concejala, que no irá en la lista, tanto Munté como Agustí "están preparados para ser alcaldes", pero no ha descartado que el eventual ganador de las primarias no acabe encabezando la lista al Ayuntamiento si prospera algún tipo de negociación o se forma una lista de ciudad, una especie de JuntsxCat en clave barcelonesa. 

Presidenta de la Federación de Barcelona del PDeCAT, Homs considera que deberá haber "generosidad" para lograr esta candidatura "transversal" y que la persona elegida dentro del PDeCAT no supondrá "un impedimento" para llegar a ese objetivo. Para Homs, la prioridad debe ser ofrecer a la ciudadanía un proyecto que sea una alternativa al "fracaso estrepitoso" de los comuns.

FORN SE AUTODESCARTÓ

El relevo natural de Trias era Joaquim Forn. Durante años, Forn, hombre de consenso, fue la mano derecha de Trias y ocupó el cargo de primer teniente de alcalde entre 2011 y 2015. El pasado verano, Forn fue nombrado conseller de Interior, y actualmente se encuentra en prisión preventiva. Recientemente, el propio Forn se descartó para encabezar la lista del PDeCAT a la alcaldía.

Además del PDeCAT, el filósofo y periodista Jordi Graupera ya ha hecho un llamamiento a la unión de las fuerzas soberanistas para asaltar la alcaldía de Barcelona. Graupera es la cara visible de una plataforma que quiere unas primarias en Barcelona, entre partidos y sociedad civil, para escoger al mejor candidato. De momento, el partido Demòcrates, que encabeza Antoni Castellà y que en el consistorio está representado por Gerard Ardanuy, se muestra dispuesto a someter a votación la propuesta de Graupera.

A más de un año para las elecciones y con el barómetro municipal a favor, que le da como el mejor posicionado para sustituir a Colau, el republicano Alfred Bosch no contempla unir sus fuerzas a nadie para intentar lograr el varo de mando de la ciudad.