ARCHIVADO EN:

El PDeCAT en el Ayuntamiento de Barcelona está abierto a abstenerse para que el gobierno de Ada Colau pueda aprobar los presupuestos para el 2018. La concejal nacionalista, Sònia Recasens, ha manifestado esta lunes en rueda de prensa que las negociaciones van más encaminadas a la abstención que a un . "Estamos lejos del voto afirmativo. Trabajamos para desencallar la situación de bloqueo", dice Recasens.

La concejal del PDeCAT afirma que su partido mantiene la mano tendida al diálogo, pero asegura que la voluntad de negociar del Colau ha llegado tarde, "muy tarde". "La semana pasada estábamos por el no. Ahora nos hemos alejado algo del no, pero no nos planteamos votar que . Trabajamos más para abstenernos", ha reiterado Recasens, que presentó las alegaciones al presupuesto el día 11 de diciembre y hasta 20 días después "nadie del gobierno respiró". Recasens ha hecho estas declaraciones un par de horas antes de la comparecencia de Ada Colau por el 'cas Palau', en la que ha interpelado al exPresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, a considerar apartarse de la función pública por la probada financiación irregular de CDC.

Para la edil y exteniente de alcalde de Economía con el alcalde Xavier Trias, Colau iba abocada a la moción de confianza para aprobar los presupuestos. "Ni se habían planteado negociar. La moción de confianza es un sistema que la ley prevé para evitar situaciones de bloqueo. Quizá para ellos es cómodo, pero nosotros pensamos que se tiene que aplicar de manera excepcional. Aprobar los presupuestos con una moción de confianza lo que mostraría sería una alcaldesa aislada, incapacitada para llegar a consensos".

CRÍTICOS CON COLAU

Los nacionalistas se han mostrado muy críticos con Colau, especialmente en el terreno político. Recasens ha recordado las palabras de la alcaldesa cuando dijo que el exPresident del Govern y los exconsellers que se encontraban en prisión tendrían que dar explicaciones a la ciudadanía sobre la Declaración Unilateral de Independencia (DUI). Colau hizo estas declaraciones el 11 de noviembre y acusó a Puigdemont, y a los exconsellers de llevar el país al desastre con la DUI. "Fueron unas declaraciones desafortunadas. Todavía esperamos que pida perdón".

Recasens no ha querido valorar la sentencia del 'cas Palau', que ha condenado a nueve años de cárcel a Félix Millet y ha considerado probado que Convergència Democràtica de Catalunya cobró 6,6 millones de euros en comisiones irregulares a través del Palau de la Música Catalana. La edil ha dicho que el grupo municipal no valorará la decisión judicial y que será la dirección del PDeCAT quien lo haga.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.