ARCHIVADO EN:

Alberto Fernández ha lanzado este martes un duro alegato contra Ada Colau y su equipo de gobierno en el Ayuntamiento, al que ha acusado de dejar abandonada a su suerte a Barcelona y permitir que “la delincuencia y el incivismo hayan hecho su agosto”. Además, ha advertido de que “vienen tiempos difíciles para la convivencia en nuestra ciudad”.

El líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona ha llamado a “empezar la cuenta atrás para recuperar la mejor Barcelona” y ha acusado a Colau de “inacción”, de “gestión negligente” y de dejar tirada la ciudad durante este mes de agosto. “El incivismo y la delincuencia han hecho su agosto en Barcelona y, mientras tanto, la alcaldesa está de vacaciones...”.

Fernández ha recordado que las estadísticas oficiales sobre la delincuencia en Barcelona se han incrementado más de un 20,5% en el primer semestre de este año en relación a 2017.

El presidente del grupo municipal del Partido Popular ha dado por hecho que ya ha comenzado el nuevo curso 2018-2019 y con él, la campaña electoral por la silla curul del consistorio barcelonés que, en principio, deberá decidirse en mayo. Fernández ha deseado que “sean los últimos meses de Colau” por su nefasta acción de gobierno. Para ello, el PP propone una batería de “soluciones basadas en principios ideológicos sólidos, en la ley y en las ordenanzas” y se presenta “como oposición, a la par que alternativa de gobierno”.

COAU, UN LASTRE

“Colau ha sido muy locuaz en las redes sociales y manirrota con el presupuesto de todos los barceloneses”, ha insistido Fernández, recordando sus tuits hace 4 años cuando se manifestaba con los vecinos de La Barceloneta y, ahora, manteniendo el silencio cuando sus vecinos tienen problemas. Por todo ello, “Colau es un lastre para nuestra ciudad, que ha perdido en todos o los aspectos: seguridad, vivienda, inmigración, barrios, reputación internacional, etc. BCN ha retrocedido en todos estos años de su mandato”.

Por otra parte, Fernández ha reclamado al actual equipo de gobierno municipal que deje de alinearse con las tesis separatistas. “Barcelona debe unir lo que el independentismo separa. El Ayuntamiento no puede ser un casal independentista ni la casa del pueblo del populismo extremo de Ada Colau". Fernández pide a Colau exigir a la Generalitat que cumpla con sus obligaciones para con Barcelona. “El ADN de Barcelona ha sido siempre el de una ciudad abierta, cosmopolita y española”, ha recordado Fernández, quien se ha quejado de la deriva catalanista del ayuntamiento.

LAZOS AMARILLOS

Respecto el candente tema de la agresión a una mujer por retirar lazos amarillos en lel parque de la Ciutadella, Fernández a lamentado el silencio de la Oficina de Derechos Civiles del consistorio y ha insistido a Colau para que “el Ayuntamiento se presente como acusación particular”.

"Colau promovió esa Oficina para defender a okupas y a antisistema, pero se olvida de la agresión a una mujer por quitar lazos amarillos", ha lamentado Fernández.“¡Es el mundo al revés!: los Mossos sancionan a los que quitan lazos y no a los que los ponen. ¿Qué pasará con la Guardia Urbana?”.