ARCHIVADO EN:

Ligeros movimientos en la política de pactos de Barcelona, con ERC y BComú como protagonistas. Los comuns muestran cada vez más sintonía con el PSC, con el que inciarán negociaciones esta semana. De forma paralela, lanzan un primer toque a los republicanos: no les ha gustado nada que estén negociando con JxCAT, a quien el partido de Ada Colau descarta para cualquier tipo de alianza. 

En declaraciones a los medios, la número tres de la candidatura de BComú en Barcelona, Janet Sanz, ha asegurado que Ernest Maragall envió el viernes a JxCat un documento que a BComú no le llegó hasta el domingo. Para Sanz, dicho gesto demuestra que ERC todavía no ha descartado a JxCAT para un futuro acuerdo. "Nosotros no nos acabamos de creer ni acabamos de confiar en que ERC se esté dejando de sentar con JxCat", ha asegurado.

TRIPARTITO EN BARCELONA

Aun así, Sanz ha abogado por formar un tripartito en Barcelona, donde incluye a los republicanos y socialistas. Según ella, este es el acuerdo "más fiel a lo que quieren los barceloneses" y la "mejor propuesta para la ciudad".

Por ello, ha emplazado tanto a ERC como al PSC a "superar los bloqueos, frentismos y las líneas rojas" para llegar a un acuerdo, tal y como "nos pide la ciudadanía". Sin embargo, la dirigente de BComú ha evitado detallar quien debería ser alcalde en caso de formularse un gobierno tripartito. 

EQUIPO NEGOCIADOR

Según ella, el hecho de que republicanos y socialistas quieran negociar con BComú les sitúa como "el elemento de centralidad para poder sacar adelante un gobierno progresista". 

En cuanto al equipo negociador, ha explicado que por parte de BComú Gemma Tarafa, Jordi Martí, Ximo Balaguer y la propia Janet Sanz. El mismo sólo negociará con ERC y PSC, y se reunirá este martes, miércoles y jueves.