Jaume Collboni asegura que él ya "habría unido el tranvía. No tiene sentido una vía del tren partida por la mitad. Es de sentido común. Hay que despolitizar la conexión del tranvía y buscar el consenso político y el máximo aval técnico", ha dicho alcaldable del PSC este lunes en una entrevista en El matí de Catalunya Ràdio, recogida por Metrópoli Abierta. Collboni ha hablado de unir el tranvía, pero no se ha referido a la Diagonal.

El candidato socialista tiene claro que buena parte de la campaña electoral a los comicios municipales del 26 de mayo lo centrará la inseguridad. "En Barcelona tenemos un problema de seguridad, pero no solo en las zonas turísticas, sino también en los barrios más humildes. Lo que ocurre es que éstos no salen en los medios. En ellos viven personas que no se pueden pagar una seguridad privada", ha asegurado Collboni, que no ha citado ningún barrio "para no estigmatizarlo". Como ha denunciado este medio, la zona del Besòs Maresme presenta un problema importante de delincuencia.

TOP MANTA, CUMPLIR LAS ORDENANZAS

Requerido sobre el top manta, Collboni ha subrayado que en la ciudad hay un problema de civismo y de autoridad en el espacio público. "Yo haría cumplir las normas. Hay una ordenanza de civismo que no permite la ocupación masiva del espacio público", ha señalado el edil, que se ha mostrado contrario a dar carta de naturaleza al top manta y a avalar cualquier tipo de organización. "Va contra los derechos laborales y sociales y es una competencia desleal".

La gentrificación es un problema cada vez más extendido en Barcelona. Consiste en la expulsión de los vecinos de sus barrios natales por la imposibilidad de pagar los alquileres. Collboni ha defendido la necesidad de construir más vivienda pública para combatirlo, a la vez que defiende ampliar los años de contrato de alquiler y regular los precios. "Barcelona tiene 82 solares para levantar 10.000 pisos. Tenemos más de 30.000 familias en lista de espera. Colau solo dejará hechas 700 viviendas. Estos años se ha parado la máquina. Jordi Hereu, en su último mandado, hizo 4.000 pisos sociales.

Collboni ha criticado también el discurso antieconómico y antiterrazas de Colau. "Defiendo unas terrazas ordenadas con unos horarios que la gente pueda descansar. Las terrazas forman parte de nuestra cultura mediterránea. Tiene que haber actividad económica en la ciudad. No entiendo esta animadversión hacia la gente que monta negocios e intenta ganarse la vida que se está dando en Ciutat Vella con las terrazas". 

UN DEBATE DESDE LA CÁRCEL, UNA OCURRENCIA

En la entrevista, Collboni ha confesado que fue a ver a Joaquim Forn hace unos meses a la prisión de Estremera. Pese al distanciamiento político, entre ellos hay una muy buena relación. "Estuvimos juntos casi tres horas". Sin embargo, considera una ocurrencia que se pueda organizar un debate durante la campaña electoral y Forn participe desde la cárcel, si finalmente es el candidato del PDeCAT o de la Crida. "Alguien lo ha dicho, pero me parece una ocurrencia. Los candidatos tenemos que estar presentes físicamente en los debates". 

A cuatro meses y medio de las elecciones, el alcaldable del PSC ve muy difícil pactar con los independentistas. "Barcelona no puede estar subordinada a la causa independentista", ha subrayado Collboni, que ha aprovechado para criticar la ruptura del pacto de gobierno que Colau tenía con los socialistas en el gobierno de Barcelona por el apoyo del PSOE a la aplicación del artículo 155.

CRÍTICAS A LA RUPTURA DEL PACTO EN BCN

"Había un pacto en Barcelona que era bueno para la ciudad. Hay que aguantar los golpes que da la política y tener las ideas más claras", ha criticado Collboni en referencia a la alcaldesa. "Unos meses después de la ruptura, su partido apoyó la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno". Collboni ha reconocido que las relaciones políticas con Colau han quedado muy tocadas, aunque no las personales.

Colau tiene previsto llevar al próximo pleno municipal, que tendrá lugar el 26 de enero, una declaración institucional contra el juicio por el 1-0 contra los líderes independentistas. Preguntado sobre esta cuestión, ha destacado que la alcaldesa cada vez tiene planteamientos más similares a los soberanistas y ha dicho que no está de acuerdo en que se diga que España no es un país democrático o que el juicio no será justo. "El otro día The Economist publicó que España está entre los 18 paises del mundo con una democracia plena", ha defendido el edil, consiciente de que el juicio estará muy presente en la campaña electoral.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.