El alcaldable socialista, Jaume Collboni, ha defendido este martes en un desayuno en el Hotel Palace la necesidad de que Barcelona vuelva a ser una ciudad segura. "La seguridad es como el oxígeno que respiramos", ha dicho el concejal. "Ha habido mucha relajación en el ámbito de seguridad. Para solucionar el problema de los narcopisos hay que empezar reconociendo que existe un problema. Durante mucho tiempo se ha negado. Tiene que existir una mayor colaboración entre los Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana", ha precisado Collboni en un desayuno informativo, organizado por el Fòrum Europa Tribuna Catalunya, en el Hotel Palace.

Collboni ve necesario que en la ciudad se vuelva a hacer cumplir la ley, también en cuestiones como la okupación y el top manta, aunque en este último aspecto también apuesta por combatir a las mafias y la explotación laboral y garantizar la atención de las personas inmigrantes. Según el el alcaldable socialista, la venta ambulante irregular es el "paradigma" de la permisividad que han existido estos años. "El top manta es una ocupación ilegal del espacio público, es tolerar una actividad que es ilegal". El edil ha recordado que Albert Batlle, exdirector de los Mossos d'Esquadra y exconcejal socialista durante 20 años, se ha incoporado a su lista como número 3 y será la persona que dirigirá la seguridad de la ciudad si gobierna.

MONTILLA, HEREU Y CLOS

El candidato a la alcaldía ha estado acompañado en el desayuno por el expresidente de la Generalitat, José Montilla; los exalcaldes Jordi Hereu y Joan Clos; la número 2 de su candidatura, Laia Bonet; el secretario general del PSC, Miquel Iceta, y los regidores Montserrat Ballarín y Daniel Mòdol. Collboni ha vuelto a defender la necesidad de que Barcelona acoja en 2030 una nueva Exposición Universal, que sitúe a la capital catalana como ejemplo de "modelo de crecimiento inclusivo y de lluita contra el cambio climático".

Para Collboni,el futuro de la ciudad pasa por el área metropolitana, también para resolver problemas como el de la vivienda. "La respuesta a la vivienda es metropolitana", ha apuntado Collboni. El número de solares para construir es muy elevado, aunque para que sea una realidad es necesaria una buena red de transporte público que garantice la entradas y salidas de la ciudad. 

El alcaldable ha insistido en la necesidad de que Barcelona tenga un gobierno fuerte, "que no se subordine a la lógica del proceso independentista", y situar a la ciudad como sujeto político y como eje de los debates de la campaña electoral. "A algunos candidatos no les interesa Barcelona. Solo han venido a estas elecciones a sacar la cabeza", ha ironizado Collboni, que también ha garantizado si gobierna que en Barcelona volverán a abrir hoteles de manera "ordenada y regulada" y recuperar la Casa de les Lletres del Poblenou, un equipamiento cultural para el sector del libro de la ciudad.

LA CIUTADELLA, UN PARQUE CIENTÍFICO

En el desayuno, Collboni ha puesto sobre la mesa la idea de que el parque de la Ciutadella se convierta en un gran campus científico. El candidato del PSC propone llevar a cabo una reforma para que este centro de investigación sea una realidad en los próximos años. La propuesta va acompañada de convertir la Ciutadella en un zona abierta que conecte los barrios colindantes, unir el parque con el frente marítimo y declarar las playas y el litoral de la ciudad Zona Natural Urbana para garantizar su protección.