El PSC quiere que el gobierno de Ada Colau desaloje la acampada independentista de la plaza de Sant Jaume por las fiestas de la Mercè, que comienzan este viernes. El regidor Jaume Collboni ha exigido el cumplimiento de las ordenanzas municipales "para que los actos de fiesta mayor transcurran con la máxima normalidad". 

En opinión del concejal socialista, la plaza tiene que liberarse para garantizar la seguridad durante las fiestas. "Es incompatible el uso de la plaza por parte de todo el mundo con las tiendas plantadas. La normativa se tiene que aplicar porque es igual para todos, defiendan lo que defiendan, y el gobierno de Colau está dando un trato diferente a estos manifestantes porque son independentistas", asegura. Por ahora, los manifestantes no tienen previsto abandonar la plaza.

MANIFESTANTES DE SEGUNDA

El PSC ha insistido en la necesidad de "despolitizar la fiesta mayor para que sea una celebración plural, con neutralidad política y respetuosa para todos los ciudadanos, también para aquellos que no son independentistas", ha subrayado Collboni, para quien en Barcelona hay manifestantes de primera y de segunda. "El pasado sábado, vimos como un millar de vecinos se manifestaron bajo el lema Barcelona no funciona y nadie los recibió y fueron ignorados. Pero ahora, en cambio, se pretende que una acampada independentista monopolice la plaza de Sant Jaume por las fiestas de la Mercè".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.