El líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, ha cargado con dureza contra la decisión de la alcaldesa, Ada Colau de obligar a constructores y promotores de vivienda a destinar el 30 % de las nuevas edificaciones o de las grandes rehabilitaciones a vivienda social.

"Ada Colau es la emperatriz de la improvisación y de la chapuza", ha afirmado Collboni en la clausura de la Escuela de Verano del PSC. "Vino prometiendo 8.000 viviendas sociales en cuatro años. Y se irá habiendo hecho 800. Ahora saca de la manga la propuesta sobre vivienda social. Como ha sido incapaz de hacerla, propone forzar que haya un 30 % en la ciudad", ha sentenciado.

Por ello, el líder socialista ha afirmado que su partido no dará apoyo a la propuesta que planeará el equipo de gobierno de la alcaldesa en la Comisión de Ecología y Urbanismo que se celebrará el 18 de junio. El ex socio de gobierno de Colau ha asegurado que "no vamos a apoyar una medida improvisada, chapucera, que se ha hecho sin consenso y sin consultar a los agentes  ni a las empresas que tienen algo que ver en todo este asunto. Lo que tiene que hacer es rectificar y retirar la propuesta".

Además, Collboni ha acusado a Colau de ser la responsable de que el precio de la vivienda de alquiler se haya disparado y haya afectado a miles de ciudadanos. "La alcaldesa ha permitido que la burbuja de precios del alquiler nos reviente a todos en la cara y, ahora, vienen los dramas. Y se saca una propuesta que si hubiera sido bien plateada tendría sentido, pero no puede esperar que los grupos polìticos aprobemos la paralización de la construcción de nuevas viviendas".

IMPACTO

El líder socialista ha afirmado que Colau y su equipo no tienen ni idea del impacto que la medida tendrá sobre los trabajadores del sector, que corren el riesgo de perder su empleo: "¿Cómo va a explicar a los trabajadores del sector de la construcción que van a tener que parar durante un año y no vamos a poder poner más vivienda en el mercado?".

Los ataques de Collboni a Colau ha ido más allá cuando se ha referido a la actitud de la alcaldesa con el PSC en los meses pasados: "Cuando ha habido un cambio de Gobierno, ha venido corriendo a ofrecer una mano tendida al PSC en Barcelona y ahora sí habla de pactos. Parece que se ha olvidado que fue ella la que rompió el principal pacto de izquierdas que gobernaba en Barcelona".

Y la ha acusado de dejar solos a los alcaldes socialistas cuando estos pidieron que no se cedieran espacios públicos para el referéndum del 1 de octubre, declarado ilegal. "Mientras nuestros alcaldes, en la peor época que recuerda este país, eran señalados por defender la ley y las instituciones de todos, ella recibía, vara en mano, a los alcaldes independentistas", ha sentenciado.