El presidente del grupo municipal del PSC, Jaume Collboni, ha acusado al recién investido President de la Generalitat, Quim Torra, de “ensanchar la fractura” social que existe en Barcelona y en el resto de Catalunya desde que comenzó el procés separatista. Collboni ha incidido en que, después renunciar “a representarnos a todos con sus comentarios excluyentes”, Torra ha roto una lanza en favor de la desigualdad al incluir solo a tres mujeres en el nuevo Govern, que está formado por un total de 14 consellers. “Un gobierno moderno requiere un liderazgo compartido y paritario. ¿Dónde están las mujeres?”, se ha lamentado el líder barcelonés del PSC.

Collboni no ha sido el único político que ha cargado contra la falta de paridad del nuevo ejecutivo catalán. Su compañero y líder del partido, Miquel Iceta, ha subrayado que es inexcusable no atender un mínimo criterio de paridad". También Barcelona en Comú(BeC),  el partido de la alcadesa de Barcelona, Ada Colau, ha dejado claro que el Govern de Torra ha perdido una oportunidad de gobernar “escuchando las reivindicaciones de la huelga feminista” del pasado mes de marzo, seguramente porque "más pendiente de Berlín que de la Catalunya que quiere avanzar".

Tampoco a gustado a la CUP -que con su abstención facilitó la investidura de Torra- que el neófito President de la Generalitat haya incluido tan poca presencia femenina en su ejecutivo. "Un Govern con once hombres y tres mujeres no será nunca el de la República que queremos", han criticado desde la formación radical.

UNA CHAPUZA PARA LA CUP

La concejal cupaire en el Ayuntamiento de Barcelona, Eulàlia Reguant, ha reprochado a JxCat y a ERC que “los hombres que aceptan también son responsables”, en referencia a la Ley de Igualdad, que exige a una representación paritaria en los poderes públicos. La diputada de la CUPNatàlia Sànchez, ha lanzado una pregunta abierta: “Quim Torra, JxCat y ERC... ¿Cómo pensáis arreglar la chapuza que habéis hecho con esta propuesta del Govern que no cumple ni los mínimos de paridad?"

Torra también ha generado polémica por nombrar consellers de la Generalitat a presos y fugados de la justicia. La líder de Ciutadans en Catalunya y portavoz nacional de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha advertido que con este Govern no se puede levantar el 155” y ha advertiodo que el verdadero propósito de los separatistas no es gobernar “sino desafiar a la mayoría de catalanes y a la legalidad democrática".

Por otro lado, un colectivo formado por 60 profesores y catedráticos de universidades españolas y extranjeras han rechazado de plano el nombramiento de Quim Torra como President de la Generalitat "por parte de los diputados separatistas del Parlamento autonómico" por sus mensajes "racistas, xenófobos y supremacistas". Entre los firmantes hay docentes cayalanes de la Universitat Poilitècnica de Catalunya (UPC) y de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).