ARCHIVADO EN:

Ada Colau ha aprovechado la celebración de la Diada de Sant Jordi para recordar a los líderes soberanistas presos, con una especial mención a Jordi Cuixart, y ha lamentado que se sigan viviendo tiempos de "excepcionalidad política". Lo ha dicho durante el tradicional desayuno de escritores de Sant Jordi en el Palau de la Virreina.

La alcaldesa de Barcelona ha lamentado que "más allá de las discrepancias políticas haya gente en la cárcel". "Hoy es Sant Jordi, y ayer --Jordi Cuixart-- hacía un tuit desde la cárcel donde llamaba a celebrar Sant Jordi y a quererse. Yo quiero compartir este amor más allá de las diferencias políticas", ha dicho Colau.

RECUERDO A SRI LANKA

Ha recordado que el año pasado Barcelona celebró un Sant Jordi "con una fuerte carga emocional "porque habían pasado pocos meses del terrible atentado en La Rambla". Además, Colau ha querido recordar "a los centenares de víctimas de Sri Lanka", y ha asegurado que Barcelona se compromete a hacer todo lo posible para acabar con la violencia y la barbarie. 

Asimismo, ha afirmado que en estos tiempos donde vuelven a circular los discursos de odio, es muy importante que más allá de las diferencias políticas, Barcelona se postule como una ciudad que celebra la cultura, el amor por la lectura, la vida, la libertad y el amor.

"DÍA ESPECIAL"

También se ha pronunciado sobre el mal tiempo que ha marcado el inicio de la jornada: "Esperemos que ésta sea la última lluvia de todo el día, pero pese a la lluvia, no podemos evitar gozar de uno de los días más especiales de una de las fiestas que más nos gusta compartir".

En castellano, la alcaldesa ha saludado a los corresponsales y medios de comunicación internacionales y autores de ciudades españolas presentes en el desayuno: "Nos encanta que estéis aquí. Sed bienvenidos".

"Es un orgullo que una fiesta como esta, que celebra la lengua, la cultura catalana, el amor por la cultura y por los libros sea compartida en España y en el mundo entero y sea haya hecho una fiesta universal". Colau también ha aprovechado para celebrar que la ciudad sea la invitada de honor de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (Argentina).