ARCHIVADO EN:

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reclamado este lunes al candidato socialista Jaume Collboni que se moje y diga si tiene intención de pactar con Manuel Valls tras las elecciones del 26 de mayo. La máxima autoridad de la ciudad ha presentado este lunes la lista de Barcelona en Comú a los comicios municipales. Tras Colau, como ya explicado Metrópoli Abierta, se situarán Joan Subirats, Janet Sanz y Jaume Asens. La edil relega a Eloi Badia, el concejal de Gràcia, al puesto número 9 de la lista.

Colau se ha jactado de ser el único partido que puede garantizar un gobierno de izquierdas y progresista en Barcelona y ha hecho un llamamiento al resto de fuerzas a ser igual de transparentes que ella y a decir con quien están dispuestas a sentarse a negociar. A Collboni, la primera edil le ha exigido que diga con claridad si tiene intención de pactar con Valls, "un candidato que este fin de semana se ha manifestado con la extrema derecha en Madrid". Colau ha recordado que el pacto de gobierno con el PSC se rompió por una situación de "excepcionalidad" por el acercamiento de los socialistas a Ciutadans y PP por la aplicación del artículo 155.

ICV QUEDA REDUCIDO A ANÉCDOTA

La lista presentada por los comuns dejará a Iniciativa per Catalunya Verds (ICV) en una mera anécdota en el plenario municipal, con una única representante, la teniente de alcaldía Janet Sanz, que irá de número tres, después de que la actual segunda teniente de alcaldía, Laia Ortiz -ha decidido marcharse a casa por razones personales y por la amplias diferencias que mantiene con Colau-, y el regidor Agustí Colom no continuarán. El número dos de la lista será Subirats, mentor de la alcaldesa e ideólogo de los comuns, y el número cuatro, Asens, que en se perfila como el futuro líder de Catalunya En Comú Podem. De confirmarse este hecho, Asens tendría que dejar el Ayuntamiento.

Janet Sanz y Jaume Asens, números tres y cuatro en la lista de Colau / HUGO FERNÁNDEZ
Janet Sanz y Jaume Asens, números tres y cuatro en la lista de Colau / HUGO FERNÁNDEZ

Una de las sorpresas de la lista es la incoporación de Lucía Martín, que proviene de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y que ahora está de diputada en Madrid. Martín ocupará el puesto número cinco de la candidatura. Tras ella, irán las regidoras Laura Pérez y Gala Pin. El número ocho se reserva para Jordi Martí, que estos cuatro años ha dirigido la gerencia municipal. Martí durante toda su vida ha formado parte del PSC y en 2014 abandonó las filas socialistas tras perder las primarias con Jaume Collboni. 

UN EXCOLABORADOR DE METRÓPOLI ABIERTA

El puesto número nueve de Badia no le garantiza salir elegido, dado que las elecciones se prevén que tengan unos resultados muy fragmentados y la lista ganadora puede mover entre los ocho y 10 regidores. Pese a esta situación, Colau se ha mostrado optimista y ha dicho que espera superar los 11 concejales que ha tenido este mandato. El puesto número 10 de la lista lo ocupa la regidora de Movilidad y presidenta de TMB, Mercedes Vidal. Tras Vidal, los puestos del 11 al 22 tendrá estos nombres: Pau González, Gemma Tarafa, Ancor Mesa (excolaborador de Metrópoli Abierta), Jessica González, Jordi Rabassa, Natalia Martínez, Jordi Matas, Carolina Recio, Eduard Corbella, Yusef Quadura, Eva Campos y Núria Marcet.

Colau ha presentado la lista de candidatos que le acompañarán en la superilla de Sant Antoni, un ejemplo de la ciudad que los comuns quieren construir, más pacificada "y sin el protagonismo y la sobredimensión del coche", ha afirmado la edil. La alcaldesa ha sacado pecho de su obra de gobierno y ha puesto como principales ejemplos de ello la obligatoriedad de ceder el 30% de las nuevas promociones a pisos sociales, la creación de una empresa pública de energía eléctrica y la funeraria pública, que se tiene que aprobar en el pleno del 22 de febrero, aunque por ahora el gobierno municipal no tiene garantizados los apoyos.