La campaña de las municipales entra en su recta final y a todos los candidatos les toca echar el resto. Eso se ha notado en el mitin que Barcelona en Comú ha celebrado en el barrio del Carmel y en el que la alcaldesa Ada Colau ha contado con el apoyo de Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

En el acto, Colau ha decidido que ya es hora de entrar en el cuerpo a cuerpo y atacar a su máximo rival en la lucha por la alcaldía, el candidato de ERC Ernest Maragall. Por eso le ha lanzado unas cuantas andanadas. La primera, insinuando que Maragall ha estado siempre del lado de los poderosos.

Durante décadas se ha plegado a los poderosos”, ha dicho recordando los 40 años que el candidato republicano ha estado ocupando puestos de responsabilidad en diferentes organismos públicos. “Y nunca se ha enfrentado a los lobbies ni ha hecho políticas valientes”, ha añadido.

COMODIDAD Y CORRUPCIÓN

Pero los ataques de la alcaldesa no se han quedado ahí. Ha acusado al dirigente republicano de haber vivido “toda la vida de la política” y de haber tenido una vida llena de comodidades. “No sabe lo que es vivir fuera de la política no tiene ni idea de lo que es vivir en la precariedad”, ha afirmado recordando el origen burgués del candidato. “Lo que debería ser un problema es vivir toda la vida de la política profesional”, ha añadido.

Tras asegurar que “no critico la edad del señor Maragall”, la alcaldesa ha vuelto a cargar contra él por haber formado parte del gobierno de Quim Torra. “Ha formado parte del Gobierno de Quim Torra, con CiU, la derecha más corrupta de este país”, ha afirmado.

COLLBONI, DESCARTADO

Además, Colau ha cuestionado las posibilidades de Jaume Collboni, del PSC, de ganar las elecciones, “lo doy por descartado”, y le ha pedido que se plantee decir durante la campaña que no va a pactar con Ciutadans para intentar alcanzar la alcaldía.