El logo del Ayuntamiento de Barcelona aparece en una publicación de Barcelona en Comú (BeC), el partido que lidera Ada Colau, actual alcaldesa y candidata a la reelección. La noticia la ha dado a conocer la número 4 de la candidatura de Manuel Valls, Eva Parera. En una grabación colgada en las redes sociales, la portavoz de la lista del exprimer ministro francés exhibe una revista de BeC​ en el que aparece una imagen del logo municipal.

En un tweet publicado en el perfil de campaña de Valls, Parera muestra la publicación de BeC y pide explicaciones a Colau de por qué aparece "una publicidad del Ayuntamiento de Barcelona en una publicación del partido", le pregunta la actual consejera del Consell Audiovisual de Catalunya.

Parera insiste en saber si la publicidad es de pago, "porque si es de pago, la pagamos entre todos", o no lo es. "¿Nos lo explicaras? ¿Dejarás de hacer demagogia y de hacer populismo. Y dejarás de tener esta doble moral que muestras en esta campaña o la continuarás hasta el día de las elecciones".

ENTREVISTA A LA REGIDORA LAURA PÉREZ

Desde Barcelona en Comú se niega que se trate de publicidad pagada por el Ayuntamiento. Fuentes de los comuns aseguran que se trata de una fotografía de Colau -es la persona que aparece de espaldas, según BeC- con un plafón del Ayuntamiento en una calle de Barcelona en la que se puede leer: "El futur no és masclista #BCNantimasclista".

El logo figura en el plafón, pero BeC ha acabado publicando la imagen, con el logo claramente visible, en la revista Barcelona 2015-2019, 4 anys de polítiques feministes en el que Colau saca pecho de las políticas feministas impulsadas por el consistorio, vamos de la acción de gobierno, durante este mandato. La publicación incluye una entrevista con la regidora de Feminismos y LGTBI, Laura Perez, número 4 de lista de Colau.

DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO

La publicación de BeC ha coincidido en el tiempo con la denuncia interpuesta por una agente de la Guàrdia Urbana contra el Ayuntamiento de Barcelona ante Inspección de Trabajo por un presunto caso de "discriminación" laboral. A la policía, que se encuentra embarazada, se le ha denegado la baja por contingencias profesionales -que se aplica a trabajos con riesgo- a la que tiene derecho.

El caso de esta policía contrasta con el de su pareja, bombera de profesión en el mismo consistorio y atendida por la misma mutua, que desde el momento en que vio que no podía desempeñar su trabajo recibió la baja tras acogerse a “la situación de embarazo por riesgo” con el sueldo íntegro.