ARCHIVADO EN:

Ada Colau no está satisfecha con los resultados electorales de su partido. En Comú Podem ha logrado mantener los siete diputados en Cataluña, aunque por el camino ha perdido 68.900 votos, pasando del 14,8% al 14,1% de los sufragios. Frente a este escenario y, sobre todo, a la caída de escaños del bloque de izquierdas, Colau lanzó anoche un mensaje de autocrítica por los resultados electorales del 10N. 

La alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes en Cataluña advirtió que "o las izquierdas hacen un frente amplio, o nos vamos todas a la mierda". Así, de forma rotunda, Colau mostró su descontento con los resultados de los comicios. "Ninguna persona demócrata y progresista puede estar contenta", ya que "la extrema derecha avanza por la incapacidad de la izquierda", valoró. 

AUSENCIA DE AUTOCRÍTICA

La dirigente de los comunes se dirigió al presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, para recriminarle el adelanto electoral. "Pedro, tus elecciones han fracasado", le espetó, del que espera que se siente a negociar para formar un frente de izquierdas. 

No obstante, la alcaldesa ha evitado hacer autocrítica sobre la campaña de su partido en estas elecciones, tal y como solicitan algunos de sus cuadros. En este sentido, algunas voces del partido piden una reflexión de fondo en torno al posicionamiento soberanista de sus candidatos. Así, constatan los desastrosos resultados de Jaume Asens, que desde que lidera la formación ha perdido más de 300.000 votos --69.800 este 10N y 240.000 el 28A--.

En cambio, afiliados cercanos a la facción conocida como Comuns Federalistes han destacado los buenos resultados de Laura López, que ha obtenido el acta de diputado por Girona, mostrándose muy crítica con Carles Puigdemont y el independentismo. Una posición que contraponen a la de Jaume Asens, cercana al sobernismo, y que dichos sectores de la formación creen que es contraproducente para su electorado.