La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha salido a la palestra para acusar a ERC y al PSC de pensar más en las elecciones autonómicas que vienen que no en la ciudad de Barcelona. Colau, en un nuevo vídeo, ha afirmado que en las conversaciones que ha mantenido con responsables de ambos partidos ha detectado que sus estrategias electorales globales están por encima de los intereses de la ciudad.

La líder de Barcelona en Comú ha reconocido que lleva una semana manteniendo negociaciones con los representantes de ambos partidos. En estas conversaciones ha constatado que ERC y PSC se vetan mutuamente y que ambas ofrecen "un acuerdo bilateral de gobierno", aunque ha reconocido que ella prefiere un pacto entre los tres partidos.

Colau considera que la estrategia que ERC y PSC mantienen en Barcelona se contradice con a que tienen en otras ciudades, "donde están hablando para llegar a posibles acuerdos". Por ello no entiende que "por qué no puede ser en Barcelona".

ARAÑAR VOTOS

Colau considera que tanto ERC como el PSC piensan en cómo arañar votos a sus principales rivales en las próximas elecciones autonómicas. Respecto a al partido republicano, la alcaldesa considera que "quiere ir a por los votos de Junts per Catalunya". Respecto al PSC, la alcaldesa piensa que su interés está centrado en "recuperar los votos que se le han ido a Ciudadanos". Curiosamente, Colau no parece pensar que el PSC le puede arrebatar en las autonómicas algunos votos a su partido, aunque ya lo hizo en las pasadas elecciones municipales.

TRIPARTITO

La alcaldesa sigue defendiendo que los resultados electorales señalan que los ciudadanos de Barcelona apuestan por un gobierno de izquierdas, por lo que se mantiene firme en su postura de apostar por un tripartito formado por ERC, BeC y el PSC.

Colau ha descartado que tenga intención de iniciar conversaciones con el resto de las formaciones políticas. "En ningún caso vamos a iniciar conversaciones con Ciudadanos y Junts per Catalunya", ha sentenciado.