El Raval vive días oscuros, abandonado a su suerte. Los vecinos denuncian que, desde el pasado verano y, a causa "de la ineficacia y la inacción” del gobierno municipal de Ada Colau, se ha disparado el número de okupaciones ilegales de viviendas y de narcopisos en el barrio. Esta situación “está deteriorando gravemente la convivencia que cada vez va a peor” ha lamentado Koldo Blanco, concejal del Grupo Municipal de Ciutadans (Cs) en el Ayuntamiento de Barcelona. Y lo peor es que desde el gobierno municipal “no se está haciendo nada por evitarlo”, ha remarcado Blanco. Al contrario, “el problema va a más”, ha alertado el concejal.

La situación de “abandono” es tan extrema, ha destapado el edil de Cs, que “son los propios vecinos los que tienen que desocupar los pisos porque ni el ayuntamiento ni la Guardia Urbana hacen nada”. Según Blanco, también son los vecinos quienes se encargan de "vigilar y evitar que no se produzcan nuevas okupaciones" e incluso “han tapiado” pisos de propiedad privada que se quedaban vacíos para que no fueran asaltados de nuevo.

En este contexto, el concejal de Ciutadans ha sido contundente contra el reciente y “oportunista” anuncio del ejecutivo de Colau de que va a utilizar el derecho de tanteo y retracto para adquirir las fincas del área de conservación de las calles de Sant Ramon y de Robadors para destinarlas a vivienda social. “Son declaraciones electoralistas, porque no van a tener un efecto inmediato”. Es más, según el edil de la formación naranja, por parte del gobierno de BeC “no hay ninguna intención real de ejecutar” estos derechos.

NARCOPISO MUNICIPAL

Una prueba de ello es que el edificio propiedad del ayuntamiento ubicado en el número 43 de la calle de Robadors fue ocupado el pasado mes de septiembre por un colectivo afín a la CUP sin que el ayuntamiento hiciera nada, “cuando si hubiera querido, se podía haber desalojado durante las primeras horas de la okupación”, ha insistido Blanco. También es de dominio público en el barrio que una vivienda del patronato municipal de la vivienda en la calle del Om “es un conocido punto de venta de droga” ,y tampoco Colau ha hecho nada para desmantelarlo, pese a las reiteradas denuncias del vecindario, que ya ha contabilizado más de 50 narcopisos en el sector.

“Los vecinos están desasistidos y no les queda otra opción que la movilización”, ha incidido el edil de Ciutadans. “Están parando ellos las okupaciones que no frena la alcaldesa por su ineficacia y su inacción”, ha reiterado Blanco. El edil se ha mostrado partidario de que el derecho de tanto y retracto que tiene el ayuntameinto se utilice de forma efectiva e inmediata “para favorecer la transformación urbana y social de esta zona del Raval”,