Ernest Maragall, candidato de ERC a las elecciones municipales del 26 de mayo, se impondría por la mínima a la actual alcaldesa, Ada Colau. Según la encuesta que ha publicado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el candidato republicano alcanzaría el 15,3 por ciento de los votos, mientras que la actual alcaldesa se quedaría apenas dos décimas por detrás y sumaría el 15,1 por ciento.

Tras ellos se situaría, a bastante distancia, el PSC, que alcanzaría un 9,5 por ciento de los votantes, Por el contrario, el candidato de Barcelona pel Canvi – Ciutadans, Manuel Valls, apenas alcanzaría un 5 por ciento de los votos. El gran batacazo es para Junts per Catalunya, que se quedará con el 4,5 por ciento.

REPARTO DE ESCAÑOS

La situación de empate técnico entre ERC y BeC se mantiene tras el paso de los resultados por la  ‘cocina’ y se contabilizan el reparto de escaños. Según el CIS, la lista que encabeza Ada Colau podría obtener entre 10 y 11, mientras que la horquilla en la que se mueve la lista republicana es entre 9 y 11 concejales.

Las fuerzas quedarían muy igualadas en los tres partidos perseguidores, PSC, Ciutadans y Junts per Catalunya. La lista que encabeza Jaume Collboni obtendría, según la encuesta del CIS, 6 o 7 concejales, la que encabeza de facto Elsa Artadi, entre 5 y 7, mientras que la plataforma liderada por Manuel Valls oscilaría entre los 5 y los 7 concejales.

También podrían conseguir entrar en el Ayuntamiento el Partido Popular y la CUP. El primero, que encabeza Josep Bou, lograría entrar con 2 o 3 concejales, mientras que el partido antisistema se quedaría en 2.

Según el sondeo llevado a cabo por el CIS, no lograrían entrar en el consistorio ni Vox ni el Pacma.

SIN EFECTO SÁNCHEZ

Las encuestas se realizaron entre el 21 de marzo y el 23 de abril, es decir, antes de las elecciones generales en las que el PSOE de Pedro Sánchez logró una amplía mayoría. Y unas elecciones en las que el PSC obtuvo un gran resultado en la ciudad de Barcelona, en la que quedó prácticamente empatado con ERC, aunque este último resultó vencedor por apenas 3.000 votos.

Además, en aquellas elecciones la candidatura de En Comú Podem, encabezada por Jaume Asens, quedó muy lejos de republicanos y socialistas y apenas obtuvo el 16,4 por ciento de los votos.

Por ello, el posible efecto que esa victoria socialista pudiera tener entre los electores no queda contemplado en esta encuesta del CIS, que se ha elaborado con la realización de 782 entrevistas.