ARCHIVADO EN:

Carles Agustí todavía no forma parte del círculo mediático que rodea la política, pero a lo largo de los próximos meses su nombre irá apareciendo en los medios de comunicación. Agustí, excomisionado de participación ciudadana y asociacionismo con el alcalde Xavier Trias, ha presentado su candidatura a las primarias del PDeCAT para liderar el partido demócrata en las próximas elecciones municipales a la alcaldía de Barcelona, previstas para el 9 de junio.

Por ahora, Agustí se tiene que batir con la exconsellera de Presidencia, Neus Munté. El plazo para presentarse se acaba este viernes a mediodía. Fuentes del PDeCAT explicaron que una tercera persona se lo está pensando, aunque no quisieron avanzar de quién se trataba. En cualquier caso no es Joaquim Forn, exprimer teniente de alcalde con Trias y excoseller de Interior, ahora en prisión. 

Metrópoli Abierta avanzó hace unos días que Agustí meditaba dar el paso para liderar el PDeCAT en Barcelona. Según el precandidato demócrata, Barcelona sufre "un declive importante tras los casi tres años que Ada Colau lleva como alcaldesa de Barcelona. Colau no ha gestionado. Ha convertido el Ayuntamiento de Barcelona en una agencia de comunicación. Cualquier ciudadano tendría muchas difiicultades para identificar alguna obra de su gobierno", sostiene. "Barcelona ha desaparecido de la escena internacional. Hay un desprecio por las relaciones internacionales", añade.

GOBIERNO AGOTADO

Actual responsable del gobierno abierto de la Diputación de Barcelona, Agustí dice mantener una buena relación con Munté, su rival en las primarias. Con ella, como es obvio, coincide en las críticas a Colau. En un encuentro con la prensa, Munté definió el gobierno de la primera edil como "agotado" y afirmó que quiere ser la próxima alcaldesa de Barcelona.

Si gana las primarias, Agustí, que en los últimos gobiernos autonómicos ha ocupado los cargos de director de innovación y calidad democrática y director general de asuntos interdepartamentales de la Generalitat, apostará por una lista a la alcaldía "que supere los márgenes del partido demócrata", esto es una candidatura de ciudad con nombres de la sociedad civil, algo en lo que también coincide con Munté. El excomisionado con Trias opina que ahora los ciudadanos votan más proyectos que siglas y subraya que todavía es pronto para hablar que cualquiera de los dos precandidatos pueda integrarse en la lista del otro.

Una vez se haya formalizado la precandidatura, los aspirantes tendrán que presentar el aval de 100 militantes del partido y otros 500 más de posibles votantes. La fecha máxima para presentar los avales será el 8 de abril. Los aspirantes que hayan pasado este corte iniciarán la campaña electoral, que se desarrollará entre el 12 de abril y el 10 de mayo. Las votaciones tendrán lugar los días 11 y 12 de mayo. Si ninguno de los candidatos supera el 50% de los votos, el proceso se podría alargar una semana más para realizar una segunda vuelta.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.