El PP apuesta por detener la construcción de carriles bici en la ciudad e, incluso, eliminar algunos ya existentes que considera que no tienen sentido y que "perjudican la actividad económica". Así lo ha asegurado el que será su candidato en los comicios del próximo mayo, el empresario Josep Bou, quien ha señalado que los ciclistas pueden correr riesgos cuando circulan por Barcelona.

La movilidad ha sido uno de los principales temas que ha abordado. Sobre la conexión del tranvía ha dicho que no es un proyecto prioritario, aunque sí que ha reconocido que se ha de reforzar el transporte por la Diagonal, para lo que ha apostado por buses de gran capacidad y aumentar la frecuencia de paso.

Para Bou, la calidad de vida es salir de casa en coche, aparcar para comprar, volver en coche con la compra y subir en ascensor hasta casa. Precisamente, las superillas considera que entorpecen el tráfico y perjudican el crecimiento económico, por lo que ha señalado que con él en el Ayuntamiento no habrá ni una más.

GUERRA DEL TAXI

Sobre el conflicto de las VTC y el taxi, el candidato del PP se ha mostrado partidario de proteger el taxi, porque es parte de la tradición de la ciudad, al mismo tiempo que considera que el futuro son las VTC. En este caso, apuesta por respetar la cuota 1/30, como establece la ley.

Por otro lado, ha recomendado al sector del taxi cambiar de representantes porque los actuales "no ven más allá de sus narices", al tiempo que ha lamentado las criticas de Tito Álvarez al ministro Grande-Marlaska.

ELIMINAR MANTEROS

Bou ha explicado sus intenciones en un coloquio ante empresarios organizado por Barcelona Oberta y Barcelona Comerç. Allí se ha comprometido también a "no dejar ni un solo mantero" en la ciudad, para lo que propone contratar 500 agentes de la Guàrdia Urbana, además de armarla moralmente y facilitarle recursos para luchar contra la venta ilegal. Según Bou, los cambios que pretende aplicar en el cuerpo de la Guàrdia Urbana harían que no fuera necesaria la actuación de los Mossos d'Esquadra.