ARCHIVADO EN:

El alcaldable del Partido Popular, Josep Bou, ha propuesto este lunes la compra de las viviendas vacías de la Sareb en Barcelona para destinarlos a alquiler social. El objetivo de esta adquisición sería destinarlas a alquiler social para llegar, así, a la cifra de 8.000 pisos catalogados de esta manera en los solares públicos. De la misma manera, el candidato popular ha reafirmado su proposición de cambiar el uso de 13.000 locales para hacerlos habitables.

Pese a que resultaría una medida costosa para el consistorio, la adquisición permitiría alcanzar las 8.000 viviendas con las que se podría responder a la demanda actual, de los cuales mil se destinarán a cubrir desahucios de familias con hijos.

RESPETO A LA PROPIEDAD PRIVADA

Josep Bou ha destacado la importancia de "respetar la propiedad privada", llevando a cabo "los desalojos que hagan falta". 

El candidato popular a la alcaldía, además, ha aprovechado para criticar la gestión de Colau en materia de vivienda. "Colau hizo como bandera la vivienda para llegar al Ayuntamiento, y hoy me encuentro en el barrio de Trinitat Vella en un solar en el que hace cuatro años debían construirse 139 viviendas y sigue siendo lo mismo, un solar", ha afirmado sobre un terreno cercano a la Ronda de Dalt.

CONTRA EL 30%

Respecto a la medida de destinar el 30% de las construcciones a vivienda social, Bou se ha mostrado completamente en contra. "Es un error. Lo que sí tenemos que hacer es potenciar el crecimiento a nivel de promoción para venta y para alquiler", ha asegurado el popular.

Bou también ha rechazado la limitación del precio del alquiler en la capital catalana, afirmando que "la intervención en todo lo que sean proyectos privados es un error".