ARCHIVADO EN:

Barcelona vive, posiblemente, los momentos más convulsos de su historia reciente. El conflicto soberanista y la gestión de Colau castigan a una ciudad que precisa una renovación drástica. Esa, al menos, es la percepción mayoritaria de los barceloneses. Cuatro de cada cinco habitantes piden cambios profundos y el 40% espera que sean inminentes, según el sondeo del Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta.

El estudio sociológicos expone que el 39,5% de los ciudadanos pide cambios profundos inmediatos, mientras que un 44,1% no tiene tanta prisa. En total, el 83,6% de los barceloneses abogan por una importante transformación para solucionar los actuales problemas de una ciudad que hoy está mucho peor que hace cuatro años. La proliferación de los narcopisos y el top-manta explican la negativa visión de muchos vecinos, que siguen reclamando mejores políticas de vivienda y un mejor servicio de limpieza de las calles.

PEQUEÑOS CAMBIOS

El 13,6% de los habitantes de Barcelona matiza que la ciudad solo precisa pequeños cambios y retoques. El 2,3% considera que la capital catalana no necesita ningún cambio y el 0,8% no expresa su opinión.

El sondeo expone que los residentes en Ciutat Vella son quienes más reclaman cambios drásticos (86,6%). Más de la mitad de sus residentes (55,8%) incluso pide que sean urgentes. La percepción más pesimista es asumida también por los contrarios a la independencia y de derechas. Los cambios menos inmediatos son defendidos por los jóvenes, residentes en Sant Andreu y votantes de Barcelona en Comú.

 

APROBADO JUSTO

Esta percepción de que la ciudad está mal gestionada y tiene demasiados conflictos abiertos no impide que el mandato de la actual alcaldesa reciba un 5 de media.

La gran mayoría de los barceloneses, por otra parte, concede una gran importancia a las elecciones municipales del 26 de mayo. El 55,9% las califica de muy importantes y el 28,3% de bastante.

El estudio también refleja que el 68,3% de los habitantes se declara de izquierdas y solo un 7,2% afirma que es de derechas. En las municipales del 26 de mayo, los partidos de izquierdas obtendrían 30 de los 41 concejales del Ayuntamiento.

MARAGALL Y FORN

En la valoración de los líderes políticos que se presentarán en las municipales, los barceloneses solo aprueban a Ernest Maragall (ERC) y Joaquim Forn (Junts per Catalunya). Los peores puntuados son Manuel Valls, líder de la plataforma Barcelona, capital europea, y Josep Bou (PP). Los ciudadanos también suspenden a todos los líderes nacionales y se ceban especialmente con Santiago Abascal, el líder de VOX.

Las elecciones generales impactarán en las municipales del 26 de mayo. El sondeo apunta una victoria de ERC, el próximo 28 de abril, mientras que el PSOE será el segundo partido más votado. Podemos, en cambio, perderá más de la mitad de los apoyos que logró en 2016, todo un aviso para Colau.

FICHA TÉCNICA

La encuesta se ha realizado a hombres y mujeres de 18 años y más, residentes en Barcelona ciudad con derecho a voto en las elecciones municipales. Se han hecho 800 entrevistas, lo que supone la aceptación de un margen de error estadístico para el conjunto de la muestra de  ± 3,53%, considerando p=q=50, con un nivel de confianza del 95,5%.

Fijación de la muestra: Proporcional a la distribución real de la población.

Procedimiento de muestreo : Polietápico, estratificado por conglomerados. La selección de las unidades primarias de muestreo (DM) de forma aleatoria proporcional, la de las unidades secundarias (hogares) a través de la selección aleatoria de teléfonos entre todos los registrados, y la de las unidades finales (individuos) bajo la fijación de cuotas cruzadas de género y edad.

Fechas de campo: Realizado entre el 21 y el 28 de marzo de 2019.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.