“Barcelona vive un auténtico estado de excepción ciudadana por culpa de la inseguridad que se vive en sus calles”. “Colau ha fracasado en su política de defensa ciudadana”. “La Generalitat ha abandonado a Barcelona y a Catalunya entera”. “Los barrios de Barcelona están lanzando un grito de angustia por el abandono al que le tienen sometidas las administraciones”.

Durísimo alegato contra la inseguridad en Barcelona el de este jueves, firmado por Jaume Collboni. Cada frase del líder socialista en el Ayuntamiento daría para un titular a cinco columnas en los periódicos de papel. Collboni ha repartido a diestro (Generalitat) y siniestro (Ayuntamiento) defendiendo los derechos de los barceloneses y alertando sobre el incivismo y la inseguridad que se están viviendo este verano en la ciudad.

“El Gobierno municipal ha dejado tirado a su suerte al ciudadano barcelonés, y muy especialmente a los que viven en los barrios más céntricos y populares. Colau ha fracasado en su política de seguridad. Todos los parámetros hablan de un incremento del 30% en delincuencia y en denuncias”, ha dicho Collboni. “Tiene tanto miedo que no se atreven a publicar el balance trimestral correspondiente a este verano, hasta agosto”.

INCREMENTO DE DELINCUENCIA

El líder socialista ha dicho que este viernes, cuando se celebre la reunión de seguridad de las diferentes administraciones, van a volver a exigir esos datos trimestrales de la Encuesta de Victimización. Y ha advertido que “no vamos a permitir que sea otra reunión estéril, como las últimas”.

“Más que palabras queremos soluciones, que es lo que piden los vecinos de los barrios más humildes y vulnerables de Barcelona, los que no pueden pagarse la seguridad privada”, ha lanzado Collboni a la cara de los Comuns.

MÁS MOSSOS

Collboni ha extendido su alegato municipal al ámbito autonómico, criticando duramente la falta de compromiso de la Generalitat.

El líder socialista ha pedido que se llegue a “los 4.000 mossos que necesita Barcelona para su seguridad” y ha recordado que el ratio pactado en su día entre las instituciones es de 2,5 mossos por cada 1.000 habitantes”.

“La Generalitat ha abandonado a Barcelona y a Catalunya, en general. Es un gobierno que no gobierna, que se dedica a hacer declaraciones y proclamas políticas, pero que no cuida de sus ciudadanos. Y este es un tema demasiado serio como para no frivolizar”, ha denunciado Collboni, que en su comparecencia ha estado acompañado por dos diputados del PSC en el Parlament, Assumpta Escarp y Carles Castillo, quienes han anunciado que pedirán la comparecencia del conseller de Interior de la Generalitat, Josep Buch.

Collboni ha asegurado que desconocen cuántos Mossos hay actualmente, porque el Govern "practica el ocultismo sobre estos datos". Castillo ha defendido que Barcelona requiere estos 4.000 agentes para funcionar correctamente, y Escarp ha resaltado que deben ser de "seguridad ciudadana, y no de refuerzos por otros asuntos concretos, como el terrorismo".

Sobre la reunión de este viernes de Colau con Buch y la consellera de Justicia, Ester Capella, Collboni ha pedido que se alcancen acuerdos concretos y no sólo buenas palabras.

“La solución a la inseguridad está en la línea del acuerdo sobre la Diada que pactaron el ministro del Interior (Marlaska) con el conseller Buch”, ha proseguido Collboni. “La situación es crítica en muchos barrios de la ciudad, especialmente los afectados por el tema de los narcopisos y el tráfico de drogas. Se necesitan más recursos y más compromisos”.