ARCHIVADO EN:

El cabeza de lista de En Comú Podem a las elecciones generales, Jaume Asens, ha asegurado que una de sus propuestas para la próxima legislatura será la creación a nivel estatal de una empresa de energía a imagen y semejanza de la que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Barcelona. Asens pretende de esta forma exportar a todo el estado el experimento de la empresa Barcelona Energía que funciona desde hace unos meses en la capital catalana.

Según Asens, tercer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, la puesta en marcha de esta nueva empresa energética permitiría, entre otras cosas, rebajar la factura de la luz.

Sin embargo, el experimento que desde hce unos meses funciona en el área metropolitana de Barcelona no ha logrado ese objetivo. De hecho, los números demuestran que la luz que comercializa Barcelona Energía es más cara que la que ponen en mercado la mayoría de las comercializadoras.

COMPRAR Y REVENDER

De hecho, el fracaso de la energética municipal empezó antes de nacer, cuando tuvo que dar marcha atrás en su intención de comercializar la energía producida en la planta de incineración de residuos de Tersa. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el principal impulsor del proyecto, Eloi Badia, prometieron que la energía que comercializaría la empresa tendría su origen en fuentes renovables, algo que incumple Tersa.

Al tener que dar marcha atrás en este proyecto, la empresa energética pública propiedad del Ayuntamiento de Barcelona se ha visto obligada a comprar casi toda la energía que luego revende a Endesa, una prueba evidente de que el presunto éxito de dicho proyecto está muy cuestionado.