Las ayudas municipales a las familias cayeron un 49% en 2018. De los 7,9 millones presupuestados, el gobierno de Ada Colau solo liquidó cuatro millones escasos, lo que se traduce en la citada caída sobre las cuentas iniciales previstas, ha denunciado este domingo el concejal del PP, Alberto Fernández.

En una nota de prensa, el regidor, que cierra este mayo un periplo de casi 30 años en el consistorio, detalla la reducción de las subvenciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a distintos colectivos. Concretamente, las ayudas a las familias monoparentales se han reducido un 41,9% ya que se ha pasado de los 511.056 euros presupuestados a 299.411 de subvenciones reales.

EL PP VE LA REBAJA INACEPTABLE

La rebaja de la ayuda a personas con escasos recursos todavía es mayor, con una caída que llega al 57,6%. De los 3,5 millones iniciales, el gasto no ha llegado a los 1,5 millones. En el caso de las familias numerosas, la reducción es del 24,6% (15.210 euros frente a los 11.400 liquidados), y en el caso de los vecinos viudos, la subvenciones van a la baja un 6,8%, con un importe liquidado de 261.232 euros.

Fernández considera "inaceptable la falta de sensibilidad de Colau, que se vanagloria de abanderar las causas sociales, y no solo recorta la inversión en ayudas a  familias, sino que también rebaja en más de 2 millones de euros, la subvención del IBI a las personas con escasos recursos".