ARCHIVADO EN:

Por primera vez, la consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha entrado en el debate sobre su posible implicación personal en las elecciones municipales del 26 de mayo. Lo ha hecho admitiendo que hay un “debate abierto” en el PDeCAT sobre la posibilidad de que abandone el gobierno catalán para ser candidata a la alcaldía del Ayuntamiento de Barcelona.

Artadi se ha soltado el pelo -municipal- en la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán. En ella, y al ser preguntada por si se prevén cambios en el ejecutivo en las próximas semanas como consecuencia de la confección de las listas municipales, la 'mujer fuerte' del Govern de la Generalitat ha contestado con una alusión velada a la posibilidad de que ella misma sea candidata en la lista de PDeCAT-JxCat a la alcaldía de Barcelona.

“El debate existe, y aún está abierto", ha admitido. "Es un debate que no está cerrado y, por lo tanto, en función de la resolución del debate, se derivarán modificaciones en el Govern", ha añadido.

POR DELANTE DE MUNTÉ

En el entorno que conforman el PDeCAT, JxCat y la Crida Nacional per la República (la última creación de Carles Puigdemont desde Bélgica) se debate la posibilidad de que Artadi ingrese en la lista, probablemente por delante de la candidata ya nombrada del Partit Demòcrata, Neus Munté, y haciendo tándem con el ex conseller preso Joaquim Forn.

Esta lista competiría con la de ERC, que encabeza el hasta nohace mucho ex conseller Ernest Maragall, que dejó el Govern para sustituir en la candidatura a Alfred Bosch, quien a su vez ocupó la plaza vacante en el Departament d'Acció Exterior.