Ada Colau ha presidido este miércoles en La Barceloneta el cambio de nombre de la calle Almirall Aixada por el de Emília Llorca Martín, "una figura reconocida en el barrio por el compromiso con los derechos de los vecinos y de las vecinas", defendió el Ayuntamiento cuando aprobó la decisión en septiembre. Un acto que ha coincidido con el anuncio del Gobierno de alargar la moratoria de desahucios y la condonación y prórroga de alquileres.

Al principio del acto, que se ha hecho en la plaza Poeta Boscà, y cuando Colau ha tomado la palabra, se han podido oír las proclamas antidesahucios de algunos vecinos dirigidos a la alcaldesa para hacerle llegar su malestar. "¡Parad los desahucios, que estamos en pandemia!" y "¡Vergüenza!" han espetado a la primera edil de Barcelona. "Estoy muy de acuerdo. Y Emília Llorca también lo estaría", ha respondido a los gritos.

UNA MEDIDA "INSUFICIENTE"

Después de que el Gobierno haya anunciado que prorrogará tres meses más la moratoria de desahucios sin alternativa habitacional, la alcaldesa de la capital catalana ha augurado que será una medida "insuficiente". En declaraciones a la prensa, ha asegurado que no hay suficiente con tres meses y que "lo que necesitamos es una ley de derecho a la vivienda que regule los alquileres y evite desahucios de familias vulnerables con antidisturbios".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.