El Gremi de Restauració alerta de que la recuperación de los bares y restaurantes será lenta y costosa. Su director general, Roger Pallarols, calcula que los negocios tardarán entre 12 y 24 meses en recuperar los niveles anteriores a la crisis del coronavirus y denuncia la falta de empatía del Ayuntamiento de Barcelona. Más terrazas y menos impuestos es la demanda del Gremi de Restauració para salvar miles de negocios en la capital catalana.

En Barcelona, según datos del Gremi, en Barcelona se han concedido 4.096 licencias para terrazas. El 72% de estos establecimientos tienen 16 sillas o menos. Con las restricciones impuestas por el Gobierno de Pedro Sánchez, la capacidad de estos locales será de 4,8 sillas, una cifra que consideran insuficiente para encarar la supervivencia del negocio.

REUNIÓN CON JAUME COLLBONI

“¿Qué establecimiento puede funcionar con un aforo máximo de 4,8 personas. Es la hora de actuar. El Ayuntamiento debe decidir si rectifica y tiende la mano a los restauradores o si agrava todavía más las consecuencias del paro. El sector espera ansioso la respuesta. Es el momento de ampliar terrazas”, ha comentado Pallarols.

El martes, la Junta Directiva del Gremi de Restauració finalizó una ronda de reuniones con los grupos municipales. En una reunión celebrada el sábado por la tarde con el primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni, Pallarols planteó la necesidad de ampliar la capacidad de las terrazas y pidió una bonificación de la tasa de 2020 y la modificación de las ordenanzas fiscales. Sus peticiones fueron asumidas por Collboni y deberían anunciarse en “pocos días”.

LA FASE 3 DE MUCHOS RESTAURANTES

Pallarols estima que algunos bares y restaurantes no podrán abrir sus negocios hasta la fase 3 (10 de junio). Y envía un mensaje a Pedro Sánchez: “¿Cómo espera el Gobierno que los restauradores paguen los alquileres con el negocio cerrado o trabajando con un tercio del aforo? Deben frenar los alquileres de locales comerciales, prorrogar los ERTE por fuerza mayor y permitir la reincorporación gradual del personal”.

“Estamos confundiendo reapertura con reactivación del negocio”, remarca el director del Gremi. En Barcelona, la restauración sufrirá la ausencia de visitantes extranjeros y Pallarols calcula que necesitarán "entre 12 y 24 meses" para recuperar los niveles anteriores a la actual crisis sanitaria.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.