La inseguridad es, actualmente, el gran conflicto de Barcelona, pero los ciudadanos también citan la suciedad como el otro gran problema de sus barrios. La vivienda, el turismo (básicamente en Ciutat Vella y el Eixample), el incivismo y los ruidos completan las principales quejas de los vecinos de la capital, según el segundo Barómetro del Centre d'Estudis Sociològics para Metrópoli Abierta.

La proliferación de los narcopisos en el Raval explica que el 55% de los vecinos de Ciutat Vella citen la inseguridad como el gran problema del distrito. En Nou Barris (35%) y Sant Martí (28,3%) también es el conflicto peor resuelto.

La suciedad, por su parte, es la contrariedad más mencionada en Sants-Montjuïc, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Horta y Sant Andreu. En Gràcia y el Eixample tienen su propia problemática: la vivienda y el turismo, respectivamente.

EL INCIVISMO VA A MÁS

El incivismo también es denunciado por muchos barceloneses. En Sant Andreu es citado por el 20% de sus habitantes, porcentaje que desciende hasta el 15% en Horta-Guinardó y Nou Barris. En Gràcia y Sant Martí, distritos con una amplia oferta nocturna, el gamberrismo es denunciado por el 10% de sus habitantes.

El ruido, mientras, es un problema mal resuelto para los vecinos de Sants-Montjuïc (15%), Ciutat Vella (10%), Eixample (10%) y Sarrià-Sant Gervasi (10%).

En las menciones de los grandes conflictos de cada barrio sorprenden las referencias al transporte público en Sarrià-Sant Gervasi (15%) y Horta-Guinardó (15%), y las quejas de los vecinos de Sant Andreu (18,3%) por la falta de aparcamiento en sus barrios.

LA INSEGURIDAD SE DISPARA

En Ciutat Vella, por ejemplo, la inseguridad desplaza al turismo como la gran contrariedad del distrito respecto al primer Barómetro de Centre d'Estudis Sociològics. En junio era citada por el 25,0% de sus vecinos. En octubre, por el 55,0%. En Sants-Montjuïc, la falta de seguridad se duplica: del 10% al 20% en los cuatro meses. Lo mismo pasa en Sant Martí: del 13,3% al 28,3%. En Nou Barris sube 15 puntos (del 20% al 35%) y en Sant Andreu casi se triplica (del 10% al 26,7%).

grafico conflictos distritos

Las quejas por la suciedad se disparan en Sants-Montjuïc (del 16,7% de junio al 33,3% de octubre), Les Corts (del 16,7% al 38,3%), Sarrià-Sant Gervasi (del 8,3% al 18,3%) y Sant Andreu (del 20,0% al 28,3%).

El malestar por el incivismo se multiplica en Ciutat Vella (del 5 al 10%), Gràcia (del 5% al 10%) y, sobre todo, en Sant Martí (del 3,3% al 10%).

EL PROBLEMA ENQUISTADO DE LA VIVIENDA

La vivienda sigue siendo un problema enquistado en Barcelona. Los ciudadanos puntúan con un 4,2 la gestión al actual gobierno municipal. En el capítulo anterior, por otra parte, constatamos que una vivienda de alquiler en Sarrià-Sant Gervasi cuesta el doble que en Nou Barris.

La percepción generalizada de los barceloneses es que la ciudad está, hoy, peor que hace cuatro meses y mucho peor que en 2015 cuando Ada Colau ganó las elecciones municipales y sustituyó al convergente Xavier Trias en la alcaldía.

En octubre, el 65% de los habitantes afirmaron que están descontentos con la gestión de Colau, ocho puntos más que en junio de 2018. La inseguridad y la suciedad son, actualmente los problemas que más preocupan a los barceloneses. Uno de cada tres habitantes denuncia que ha sufrido algún acto delictivo en los últimos tres años.

NARCOPISOS, TOP MANTA Y PATINETES

Colau tampoco ha sabido gestionar la proliferación de nuevos conflictos en Barcelona como la proliferación de narcopisos en el Raval, el top manta y la invasión de patinetes en el espacio público.

'Top manta' de la miseria de Glòries / JORDI SUBIRANA
El top manta de la miseria en Glòries

El turismo, en cambio, ya no suscita tanto rechazo en Barcelona. Este problema es percibido mayoritariamente en Ciutat Vella y Eixample, sobre todo en las calles próximas a la Sagrada Família.

El estudio demoscópico también analiza la valoración de los barceloneses sobre los servicios públicos. Los mejor considerados son los mercados municipales, el metro y el suministro del agua. Las peores notas son para la Guàrdia Urbana y la limpieza.

Los resultados obtenidos en esta encuesta del Centre d'Estudis Sociològis sobre el grado de satisfacción y descontento de los barceloneses se han obtenido tras realizar 600 entrevistas a hombres y mujeres de 18 o más años empadronados en Barcelona, con derecho a voto en las elecciones municipales de 2019. El nivel de confianza para los resultados es del 95,5%. El trabajo de campo mediante entrevistas se realizó entre el 8 y el 17 de octubre de 2018.